Diario Sur

Sevilla, 18 oct (EFE).- Ciudadanos Andalucía ha asegurado hoy que afronta el debate sobre el estado de la comunidad "con la tarea hecha" pero siendo consciente de "todo lo que queda por delante" para continuar con "la senda de la política de centro y útil" que cree que la formación "ha impuesto a quien gobierna".

El portavoz adjunto de C's, Sergio Romero, ha recordado en un comunicado que "frente a la sempiterna confrontación" entre el Gobierno socialista y la "oposición estéril" del PP, la formación naranja "llegó con propuestas sensatas que miraban por los andaluces y nunca se habían, siquiera, valorado por quien gobierna".

Ha aludido al "sello naranja" que se estampó con un acuerdo de 72 medidas, que les sirve de hoja de ruta para la legislatura, y ha subrayado que "tanto la izquierda como la derecha" se miran ahora "en el espejo de Ciudadanos" para intentar lograr "la utilidad política del siglo XXI".

Ciudadanos ha manifestado que el debate hay que valorarlo "desde una perspectiva totalmente diferente a cuantos le han precedido" porque la aparición de la formación naranja "ha dispuesto un antes y un después en la forma de hacer política y oposición en Andalucía".

Ha afirmado que Ciudadanos y sus métodos han traído "estabilidad" a Andalucía y han supuesto "cambios tan importantes como son haber bajado dos impuestos, mirar por los autónomos o reducir el aparato instrumental de la Junta de Andalucía".

La "hoja de ruta" de la formación será conservar el estado del bienestar; facilitar la labor a quien crea empleo "o no dar cabida a los corruptos son nuestros grandes baluartes", así como la mejora en infraestructuras, la justicia o reformar la RTVA y la ley electoral.

Romero ha indicado que seguirán practicando esta política porque "da resultados" para los andaluces, porque hay que situar "cuanto antes" a la comunidad al mismo nivel del resto y porque están demostrando "que ser exigentes no está reñido con saber dialogar".