Diario Sur

Alicante, 18 oct (EFE).- Cuatro mujeres que estaban siendo obligadas a prostituirse han sido liberadas al desmantelar una organización presuntamente dedicada a la trata de seres humanos, operación con siete detenidos desarrollada en Alicante, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria e Illes Balears.

Según la Guardia Civil, los arrestados son seis hombres y una mujer de entre 23 y 49 años de nacionalidad búlgara, quienes sometían a las mujeres a ejercer la prostitución tanto en la calle como en "clubs de lujo", dependiendo del "caché" que atribuían a cada víctima.

Coincidiendo con el día europeo contra la Trata de Seres Humanos, la operación 'Etéreo' ha sido coordinada por el equipo Mujer-Menor (EMUME) del instituto armado de Alicante y se ha desarrollado en Benidorm (Alicante), Benalmádena (Málaga), Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca e Ibiza (Illes Balears), puntos donde desplazaban a las mujeres para lograr mayores ingresos.

La operación se inició el pasado marzo al conocer que había un grupo que captaba mujeres en entornos desfavorables y pobres de Bulgaria para trasladarlas a España para explotarlas sexualmente.

Los detenidos prometían el pago de una determinada cantidad de dinero en un breve espacio de tiempo y en el caso de no convencerlas empleaban la violencia e intimidación.

La organización aleccionaba a las mujeres sobre cómo debían actuar en caso de un control policial o detención, cómo comportarse a la hora de ejercer la prostitución y qué tenían que hacer con el dinero que ganaban en los contactos sexuales, normalmente darla íntegramente al proxeneta.

De los siete detenidos, tres ya han ingresado en prisión y los cuatro restantes han quedado en libertad con cargos, decretándoles medidas restrictivas de libertad.

Cabe destacar que uno de los detenidos, considerado como el "líder", ya había sido condenado anteriormente por trata de seres humanos en varios países y estaba siendo buscado a nivel internacional.

En la explotación de la operación han participado unidades de seguridad ciudadana (USECIC) de las diferentes provincias donde se han practicado las detenciones (Alicante, Málaga y Gran Canaria), agentes de las correspondientes Unidades Técnicas de Policía Judicial (UTPJ) y miembros de Policía de Bulgaria.

Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan más detenciones en los próximos días, en coordinación con las autoridades judiciales de terceros países.