Diario Sur

Cádiz, 18 oct (EFE).- La Junta de Andalucía ha enviado esta tarde un escrito al Ayuntamiento de Cádiz en el que le da quince días más para que solicite formalmente la ampliación de la temporada de los chiringuitos de playa, después de que esta mañana advirtiese de que el gobierno municipal había dejado pasar el plazo.

En el escrito, al que ha tenido acceso Efe, la Delegación Provincial de Medio Ambiente en Cádiz recuerda que el pasado año el Ayuntamiento pidió que los chiringuitos pudieran continuar su actividad más allá de la concesión aprobada, que les permitía estar abiertos sólo hasta el 31 de octubre en la playa de Cortadura y hasta el 30 de noviembre en las de Victoria y Santa María del Mar.

La Junta advirtió entonces al Ayuntamiento de que esta medida era excepcional y que, en caso de querer repetirla, para años posteriores debía entregar en tiempo una documentación muy completa, que, según recuerda en este escrito, "a día de hoy todavía no ha llegado".

El delegado de Medio Ambiente, Ángel Acuña, ha asegurado que el Ayuntamiento había dejado pasar el plazo y que los trámites burocráticos que exige esta "modificación sustancial" de la concesión requerían, al menos, 20 días de plazo de alegaciones públicas, con lo que los chiringuitos con licencia hasta el 31 de octubre (los ubicados en la playa de Cortadura) tendrían que ser desmontados.

El anuncio provocó el malestar de varios empresarios afectados que mantuvieron contactos con el Ayuntamiento y la Junta para exigir una explicación.

Finalmente, el Gobierno andaluz ha decidido flexibilizar su postura y, en el escrito remitido al Ayuntamiento, reclama al gobierno municipal "una postura clara y definitiva sobre la permanencia de las instalaciones, así como la presentación de la documentación técnica anteriormente citada en el plazo de 15 días, como paso previo y obligatorio a la tramitación y obtención del consiguiente titulo habilitante".

También avisa de que, en caso de no llegar esta documentación en plazo, se procederá "de forma obligatoria por parte del Ayuntamiento al desmontaje de las instalaciones" en la playa.

Fuentes de la Junta han recordado que la documentación que el Ayuntamiento debe presentar en un plazo no superior a quince días es extensa puesto que necesita de un informe que contenga la adaptación de las obras al entorno, un estudio básico de la dinámica litoral y un nuevo estudio económico financiero, en el que se incluyan los efectos de la permanencia de los chiringuitos.