Diario Sur

Sevilla, 18 oct (EFE).- El Gobierno andaluz ha pedido hoy "altura de miras" a los grupos de la oposición y que "espanten los temores y piensen en Andalucía" durante el debate sobre el estado de la comunidad, que comenzará mañana en el Parlamento.

"Algunos tienen mucha urgencia por querer ser presidente de la Junta, pero de momento les toca estar en los bancos de la oposición", ha dicho en rueda de prensa el portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, que ha apostillado: "Por el camino que va seguirán mucho tiempo en la oposición".

El portavoz ha respondido de esta forma al ser preguntado si al Gobierno andaluz le preocupa que la coyuntura política nacional acabe "adueñándose" del debate, a lo que ha contestado que la Junta va a trabajar para que sea "constructivo, intenso y, sobre todo, pensando en Andalucía".

"La presidenta de la Junta tiene que acudir a hacer balance de lo que va de legislatura, apenas dieciséis meses, que han arrojado un balance razonablemente positivo", ha señalado Vázquez, que ha apostillado: "De eso es de lo que queremos que se hable, de Andalucía, de lo que se ha hecho y de las medidas que se van a poner sobre la mesa para seguir avanzando".

Ha asegurado que en su intervención en este primer debate de la comunidad de la legislatura Susana Díaz va a "hacer valer"el papel que ha desempeñado Andalucía en este periodo en España como "garante de la igualdad" que se logró a raíz del referéndum del 28 de febrero de 1980.

"Siempre, y lo hemos vuelto a demostrar ahora, vamos a estar en contra de cualquier movimiento que suponga privilegios de unos territorios sobre otros", ha remarcado.

Sobre la situación de Andalucía, ha resaltado que hay un "clima de estabilidad política" que contrasta "con lo que ocurre en otros territorios", lo que está permitiendo que esta comunidad sea "una tierra de confianza, donde vienen inversiones, se implantan empresas y se empieza a crear empleo, aunque no suficiente".

"Pero estamos tirando del carro", ha sostenido, tras lo que ha señalado que el Ejecutivo andaluz está apostando por una "recuperación justa, que blinda los servicios públicos fundamentales y que apuesta por afrontar el principal problema que tiene Andalucía, que es el paro".

Por todo ello, ha insistido en que el Gobierno andaluz afronta este debate "con un balance razonablemente positivo que es fruto del cumplimiento de los acuerdos de investidura, que se ha traducido en estabilidad política y buenos resultados para Andalucía".

"Pero no somos conformistas, queremos más y seguiremos trabajando en esa línea, que es la senda correcta", ha remachado.