Diario Sur

Cádiz, 18 oct (EFE).- La Junta ha advertido hoy de que el Ayuntamiento de Cádiz no ha pedido la apertura de los chiringuitos de playa durante todo el año, de forma que, con licencia hasta el 31 de octubre y el 30 de noviembre, no podrán abrir al necesitarse de una tramitación mínima de dos meses y 20 días.

Según ha detallado el delegado de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta en Cádiz, Ángel Acuña, en diciembre del pasado año el Gobierno andaluz notificó al Ayuntamiento la necesidad de presentar a tiempo la documentación para que los chiringuitos de playa pudieran abrir más allá de su concesión autorizada.

El año anterior, en 2015, los establecimientos pudieron abrir como una medida extraordinaria, que el Ayuntamiento pidió el 6 de noviembre y la Junta aprobó el día 30, es decir, 24 días después.

Pero Acuña recuerda que desde diciembre se avisó al Ayuntamiento que esta fórmula no podría repetirse en 2016 y se requería, por tanto, una solicitud con varios meses de antelación para que diese tiempo a un período de alegaciones de 20 días a y un tiempo de consultas en la Demarcación de Costas de dos meses.

"A día de hoy la Junta no tiene ni un solo papel del Ayuntamiento", lamenta Acuña, quien no entiende esta actuación del gobierno municipal, aún a sabiendas del interés de varios dueños de chiringuitos de continuar más allá del tiempo de su concesión.

Si el Gobierno andaluz hace cumplir la ley, los dos chiringuitos de la playa de Cortadura deberán empezar a desmontarse el 31 de octubre y los de La Victoria y Santa María del Mar el 30 de noviembre.

La junta de gobierno municipal aprobó el pasado 6 de octubre solicitar la ampliación de la concesión de los chiringuitos, pero ese documento no ha llegado a ningún registro del Gobierno andaluz.

Fuentes municipales y de la patronal han recordado que el pasado año el permiso se pidió el 6 de noviembre y no hubo que desmontar ningún establecimiento, aunque la Junta ha recordado que aquella fue una medida extraordinaria.

Los empresarios, que han pedido más información al Gobierno andaluz, recuerdan que la solicitud de algunos establecimientos se formalizó a principios de septiembre, de ahí que no entiendan qué ha podido pasar para que el Ayuntamiento aún no haya pedido formalmente en Medio Ambiente la apertura prologada de los chiringuitos.