Diario Sur

Sevilla, 18 oct (EFE).- El juzgado de Violencia sobre la Mujer de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) ha acordado hoy prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre acusado de matar a su pareja de una puñalada en el corazón delante de los hijos de ambos, de 5 y 3 años.

Tras escuchar la declaración del detenido, J.M.R.M., de 41 años, y atendiendo a la petición del fiscal, la juez ha acordado la medida cautelar de prisión provisional, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Además, el juzgado ha iniciado la investigación por un presunto delito de homicidio cometido en Olivares (Sevilla) contra la mujer, una dominicana de 26 años a la que el juzgado denegó la orden de alejamiento que solicitó porque no se apreció riesgo.

El juzgado de instrucción 2 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) rechazó la orden de alejamiento de su marido, que presuntamente la asesinó delante de sus dos hijos, porque no apreció una "situación objetiva de riesgo" para la mujer.

La mujer pidió la orden de alejamiento tras denunciar a su pareja en el cuartel de la Guardia Civil de Sanlúcar a las 03:30 horas del pasado 17 de septiembre.

En la denuncia, la mujer dijo que su marido, cuando llegó a su casa a las 22:30 horas del 16 de septiembre de trabajar, le dio un puñetazo en la cara, le insultó y agarró del cuello a la vez le zarandeó y le arrojó varios objetos.

En los hechos intervino el servicio de emergencias 112 y la mujer fue atendida en el hospital de Bormujos (Sevilla), donde confirmaron la herida en el pómulo así como arañazos en el cuello y el tórax.

Tras denunciar los hechos, la mujer acudió al juzgado 2 de Sanlúcar, cuya titular, Brígida Muro, emitió un auto denegando la orden de alejamiento solicitada porque consideró lo ocurrido una "crisis de relación de pareja" y porque los agentes no apreciaron una situación objetiva de riesgo para la denunciante.

La mujer había sido atendida "en múltiples ocasiones" y "con la mayor rapidez posible" y "elaborando informes aun cuando la justicia no estaba del todo de nuestra parte", según la concejal de Igualdad del Ayuntamiento de Olivares, Carmen Mateos.

Hace un mes, según la delegada municipal de Igualdad, la víctima requirió atención hospitalaria por las lesiones que presuntamente le causó su pareja, y fue entonces cuando decidió denunciar y marcharse a vivir a otra casa.