Diario Sur

Ceuta, 18 oct (EFE).- La Delegación del Gobierno en Ceuta reforzará las medidas de seguridad en el entorno del puerto de la ciudad por la presión migratoria que se produce en las instalaciones portuarias, sobre todo por parte de menores marroquíes.

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández, ha presidido una reunión celebrada hoy para analizar la seguridad en el puerto con la intención de llevar a cabo actuaciones encaminadas a mejorar la protección en el recinto portuario, según ha informado en un comunicado la Delegación del Gobierno.

La iniciativa pretende mejorar las medidas de impermeabilización de toda la zona de seguridad del espacio portuario, coordinar la reacción de todos los cuerpos que pueden intervenir en el caso de que se detecten intrusiones por parte de personas no autorizadas y analizar las posibilidades de respuesta legal ante las referidas intrusiones, "ya que las sanciones administrativas de poco sirven en estos casos".

En la reunión han estado presentes el delegado del Gobierno, el presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado, el jefe superior de la Policía Nacional, Alfonso Sánchez, y un responsable de la Guardia Civil, entre otras autoridades.