Diario Sur

Málaga, 18 oct (EFE).- El falso cirujano plástico que ha sido condenado por la Audiencia de Málaga a un año y siete meses de cárcel por delitos de intrusismo profesional y lesiones estaba suspendido cautelarmente de colegiación desde 2008.

El Colegio de Médicos ha valorado hoy en un comunicado la condena, con la que "culmina" un proceso iniciado hace ocho años, tiempo que la entidad colegial, personada como acusación particular, lleva luchando para "destapar a este falso médico ante la justicia".

El ahora condenado, que fue suspendido cautelarmente de colegiación en 2008, pudo colegiarse gracias a que los falsos títulos de médico y especialista estaban homologados por el Ministerio de Educación, ha indicado.

La entidad ha expresado sus satisfacción por "frenar e impedir" actuaciones de este tipo, dado que la persecución del intrusismo profesional es uno de los fines primordiales que atribuye la ley a los colegios profesionales, en aras de velar por el buen ejercicio de la profesión médica y la seguridad de los pacientes.

El procesado actuaba como cirujano plástico en una clínica de Marbella con los títulos de médico y de especialista falsificados, un delito que ya ha prescrito.

La Sección Novena de la Audiencia Provincial de Málaga ha confirmado la condena dictada por el Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga que lo condenó a un año y tres meses de prisión por intrusismo y a cuatro meses y quince días por lesiones imprudentes, con el atenuante de dilaciones indebidas, ya que el proceso se inició en 2006.

La sentencia dicta una indemnización de 36.200 euros para una paciente que sufrió "importantes deformidades" tras una operación de reducción de pecho en la que, sin consentimiento alguno, también se le practicó una liposucción lateral en el tórax.