Diario Sur

Sevilla, 18 oct (EFE).- Los secretarios generales de UGT y CCOO en Andalucía, Carmen Castilla y Francisco Carbonero, respectivamente, han trasladado hoy al ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, la necesidad de mantener "consenso y diálogo" para afrontar las consecuencias del "brexit" en Gibraltar.

Castilla y Carbonero han mantenido un encuentro con el responsable del Gobierno de la colonia tras el cual todos han mostrado su "preocupación" por las repercusiones que la salida del Reino Unido de la Unión Europea puede tener para los trabajadores en el Peñón, de los que 7.000 son españoles.

Castilla ha resaltado que existe "una gran incertidumbre" y que hasta que se defina "con mayor claridad" el proceso de salida es "difícil" calcular las consecuencias a largo plazo, ya que "la falta de seguridad hace que las empresas no tengan definidas y claras sus previsiones".

Ha subrayado que dejarán de aplicarse los tratados en vigor que dan acceso al mercado único y que permiten la libre circulación de personas y ha advertido que "la bajada de la facturación de las empresas y el abandono de alguna de ellas traerá efectos negativos para el empleo de la comarca".

La dirigente de la UGT ha apostado por trabajar "intensamente" en la creación de una "cooperación transfronteriza efectiva" cuando se haga realidad la salida del Reino Unido de la Unión Europea y ha pedido convertir el grupo transfronterizo creado en el 2013 en una "agrupación europea de cooperación territorial" para ejecutar proyectos cofinanciados por la UE para el progreso de la comarca.

Por su parte, Carbonero ha garantizado que CCOO "no está por el cierre de fronteras" y ha abogado por que estas sean "permeables" para facilitar la circulación de personas, además de preguntarse si pueden desplazarse "cientos de miles de personas entre Algeciras y Tánger y no van a poder hacerlo en el caso de Gibraltar".

El responsable andaluz de CCOO ha señalado que el "brexit" "empeorará" la situación de los trabajadores españoles de una zona "deprimida" y con un Producto Interior Bruto (PIB) "bastante mal repartido", por lo que ha apostado por buscar "soluciones compartidas para que puedan mantener sus condiciones de vida".

Carbonero ha calificado como "rancia" la posición del Gobierno español sobre Gibraltar y ha criticado que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, "haya roto cualquier posibilidad cierta de entendimiento, que lejos de acercarse se está distanciando".

Por su parte, Picardo ha señalado que el "brexit" es "una gran equivocación" y ha pedido "no cometer otra gestionándolo mal", además de recordar que Gibraltar tiene una población de 32.000 personas, de las que trabajan 23.000, a la vez que otras 12.000 llegan a trabajar desde fuera.

"No los consideramos inmigrantes, sino parte esencial de nuestra prosperidad", ha dicho el ministro principal, que ha sostenido que Gibraltar es la segunda fábrica más importante de trabajo en Andalucía después de la Junta y ha pedido "diálogo y consenso para aumentar el empleo de españoles en Gibraltar".