Alcaucín , 26 ene .- Los propietarios de viviendas ilegales en la comarca de la Axarquía (Málaga), principalmente extranjeros, han asegurado hoy sentirse "defraudados y preocupados" por el adelanto electoral en Andalucía, que impedirá el inicio de la modificación legislativa que demandan para regularizar sus casas.

Mario Blancke, portavoz de Save Our Homes Axarquía (SOHA), colectivo que agrupa a los afectados en esta comarca, ha explicado a Efe que el adelanto de las elecciones y la disolución del Parlamento imposibilitan el comienzo de la tramitación parlamentaria para la modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA).

Blancke ha manifestado que el gobierno andaluz les prometió en un principio que el cambio de la LOUA se iba a tramitar por vía de urgencia, "y luego hablaron de unos cuatro meses".

"Han pasado cinco meses desde que se anunció la modificación y no se ha hecho nada, y ahora nos encontramos con que el adelanto electoral deja el anteproyecto metido en un cajón", ha afirmado.

El anticipo de los comicios autonómicos sume también a los afectados en una situación de preocupación, porque no saben "cuál va a ser el espectro político después de las elecciones", y especialmente a aquellas personas sobre cuyas casas pesan órdenes de demolición.

Blancke, que es concejal de Urbanismo en Alcaucín (Málaga), ha indicado que sólo en este municipio existen trece viviendas pendientes de ser demolidas y sus propietarios tienen como única esperanza para salvarlas la modificación de la LOUA.

Por otro lado, ha advertido de que estas demoliciones podrían suponer "la ruina" para los pueblos, en caso de que los ayuntamientos sean condenados a devolver la inversión realizada por los propietarios, como ha sucedido en Albox (Almería).

"En Alcaucín, nosotros hemos valorado cada vivienda en 250.000 euros, a lo que se puede sumar una compensación por daños morales", ha añadido.

Ha insistido en que la "práctica totalidad" de los propietarios de viviendas en suelo no urbanizable de la comarca de la Axarquía "no son especuladores que compraron para enriquecerse, sino víctimas, personas que adquirieron de buena fe una casa para vivir y convencidas de su legalidad".

Blancke ha informado de que SOHA, que cuenta con medio millar de socios, ha elaborado una propuesta de mejora del anteproyecto de ley de modificación de la LOUA y del decreto 2/2012 de regularización de viviendas.

SOHA propone un régimen de legal fuera de ordenación para las casas que están amparadas por su licencia municipal pero que están fuera del planeamiento, frente a la figura del asimilado a fuera de ordenación que no permite obras de mejora o consolidación.