diariosur.es
Miércoles, 1 octubre 2014
nuboso
Hoy 20 / 28 || Mañana 19 / 31 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

El papa pide que dejemos el orgullo a un lado y aprendamos a ser humildes

ÚLTIMAS NOTICIAS DE Sociedad 12:21

El papa pide que dejemos el orgullo a un lado y aprendamos a ser humildes

Ciudad del Vaticano, 23 sep (EFE).- El papa Benedicto XVI instó hoy a la humanidad a dejar el orgullo a un lado y aprender a ser humildes, arrinconando toda ansia de aparentar ser grandes o llegar los primeros.
Durante el rezo del Ángelus desde el balcón del patio interior del palacio apostólico de Castel Gandolfo, al sur de Roma, el papa afirmó que es necesario un cambio en el modo de pensar y de vivir para poder seguir a Dios, que se diferencia del ser humano, entre otras cosas, por el hecho de que no tiene orgullo.
"Seguir al Señor le exige siempre al hombre una profunda conversión, un cambio en el modo de pensar y de vivir. Requiere abrir el corazón a la escucha para dejarse iluminar y transformar interiormente", dijo Benedicto XVI desde su residencia de verano, en una alocución retransmitida en directo por televisión.
"Un punto clave en el que Dios y el hombre se diferencian es el orgullo: en Dios no hay orgullo, porque es total plenitud y está totalmente dispuesto a amar y dar vida; sin embargo en nosotros, los hombres, el orgullo está íntimamente arraigado y requiere constante vigilancia y purificación", agregó.
El pontífice aseveró asimismo que el ser humano, que es "pequeño", busca aparentar ser grande, ser el primero, mientras que "Dios no teme agacharse y quedarse el último", por lo que pidió a la Virgen María que muestre a la humanidad el camino de la fe en Jesús a través del amor y la humildad.
Ya en francés, Benedicto XVI quiso agradecer una vez más a los peregrinos que le acompañaron el fin de semana pasado durante su viaje apostólico al Líbano y, dijo, "por extensión, al conjunto de Oriente Medio".
"Seguid rezando por los cristianos de Oriente Medio, por la paz y por el diálogo sereno entre las religiones", dijo el pontífice, quien recordó que ayer se beatificó en la localidad francesa de Troyes al sacerdote Louis Brisson, fundador en el siglo XIX de los oblatos de San Francisco de Sales.
En castellano, el papa lanzó un saludo cordial a todos los peregrinos de lengua española que le acompañaron durante el primer rezo del Ángelus del otoño en el Hemisferio Norte ya sea en persona en Castel Gandolfo o a través de los medios de comunicación.
"El Evangelio de hoy -dijo- nos habla de una actitud central del cristiano, que debe aprender constantemente de Cristo: no ambicionar el poder y la importancia humana, sino ponerse al servicio de los demás. El poder de Dios se manifiesta precisamente en la humildad, en dejarle como único omnipotente. Que la Virgen María, que mañana celebramos con el título de La Merced, se apiade de nosotros". EFE
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.