Un roscón de reyes gigante para luchar contra el cáncer

Un roscón de reyes gigante para luchar contra el cáncer
Fernando Torres

Un sí por la vida, asociación de Alhaurín el Grande, celebra una merienda solidaria en torno al dulce de 120 metros de largo y 3.000 kilos de peso

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Harina, azúcar, levadura fresca, mantequilla, huevos, ron añejo y leche… Estos son los ingredientes del clásico roscón de reyes, tan popular por estas fechas. Este jueves, cientos de personas han acudido a probar un roscón para el que han hecho falta más de 300 kilos si se suman todos los ingredientes de la receta. La asociación Un sí por la vida, dedicada a luchar contra los efectos del cáncer, ha celebrado una ‘merendola’ en torno a un roscón de reyes de campeonato: 120 metros de largo y 1.500 raciones (aproximadamente). El encuentro ha tenido lugar en la Plaza de la Baja de Alhaurín el Grande, con el objetivo de recaudar fondos para la actividad diaria de la organización.

Según explica Tina García, presidenta de la asociación, esta actividad ayuda a recaudar fondos con los que cubrir los trabajos “diarios” de fisioterapia, de tipo social y psicológica. “No tenemos subvenciones, por lo que la única forma que tenemos de recibir dinero es este tipo de eventos”. Ahora mismo hay entre 60 y 80 personas tratándose con los profesionales de la asociación.

Según comentaron los responsables, todavía quedaba más de medio roscón por repartir cuando ya se habían vendido todas las papeletas. Por el donativo de dos euros, los participantes recibían una porción bien grande y un vaso de chocolate caliente. “Mucha gente ha comprado pero no ha reclamado su trozo, por lo que tenemos a muchas personas comprando con su dinero directamente”, explica Tina. Cada varios metros hay regalos en el roscón, muchos de ellos son sorteos de negocios y empresas locales, que han querido participar colaborando con la iniciativa. Los materiales también han sido cedidos por negocios locales, y una treintena de voluntarios ha participado en el montaje y desmontaje de la actividad, así como en el reparto de las raciones.

El gran protagonista de la tarde ha sido el kilométrico roscón. “La complicación es es el tamaño; hay que hacerlo en tiras y luego formarlo”, explica Juan Antonio Guzmán, repostero de Confiterías Guzmán encargado de hacer el dulce gigante. “Lo difícil ha sido transportar todo esto”, comenta divertido en el centro del recinto donde se distribuye el roscón serpenteante. “Esta asociación se mueve mucho; es la primera vez que esto se hace en Alhaurín el Grande”, comenta el repostero.

Un Sí Por La Vida- Unidos Contra el Cáncer es una asociación cuya actividad fundamental se centra en ayudar a los enfermos de cáncer y, de forma paralela pero directa, a sus familiares. Desde su fundación en junio de 2014, son muchas las actividades que llevan a cabo de manera cotidiana, desde apoyo psicológico, reiki, manualidades, desfiles de moda, torneos de golf, risoterapia, mindfullnes, conferencias cenas y galas benéficas, hasta programas de salud, como ‘Por Un Millón de Pasos’, que fomenta la actividad física; ‘Yo también dejé de fumar’, para ayudar a dejar el tabaco; o el programa de prevención del cáncer impartido en los colegios de la localidad, entre otras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos