La ONG malagueña OSAH atiende a más de 750 familias que vive con 360 euros de media al mes

Una tercera parte son niños de menos de 15 años./Ñito Salas
Una tercera parte son niños de menos de 15 años. / Ñito Salas

Una tercera parte de los beneficiarios de la entidad son niños de menos de 15 años

SUR

A pesar de los datos de recuperación, algunas familias malagueñas siguen viviendo su propia situación de crisis. Así se desprende del balance realizado por la Organización Social de Acción Humanitaria (OSAH), que destaca que, lejos de bajar el número de beneficiarios, la cifra de familias atendidas por alguno de sus programas ha crecido en un año en un 50%, pasando de 500 a 750, con un total de 2.324 personas. De ellos, una tercera parte son niños de menos de 15 años. De ellos, más del 75% son españoles.

Además, según los datos facilitados por esta ONG, que trabaja fundamentalmente en la zona de Cruz de Humilladero, en muchas ocasiones viven varios miembros de una misma unidad familiar con ingresos mínimos. La renta media de una familia de tres personas es de 364 euros al mes, es decir, unos 120 euros por persona. Así, la tasa de desempleo es del 75% entre sus beneficiarios, mientras que la cobertura del paro solo alcanza al 28% de ellos. De los que tienen un trabajo, el salario medio es de 572 euros, por debajo del Salario Mínimo Interprofesional para 2017, establecido en 707 euros. “Nos llegan casos de trabajadores empobrecidos que, a pesar de contar con un contrato, no llegan a fin de mes”, señala José Antonio Franco, trabajador social de la asociación. También destaca los casos de familias de hasta cuatro generaciones que subsisten gracias a la pequeña pensión de un abuelo porque se han acabado todas las prestaciones y subsidios y los hijos en edad de trabajar no consiguen incorporarse al mercado laboral.

Armario solidario y reparto de alimentos

Cada uno de los programas que desarrolla OSAH ha visto crecer el número de solicitantes. Un ejemplo es su Armario Solidario, que ha pasado de atender a 350 familias a 480 en un año, con más de 9.500 prendas nuevas o en perfecto estado que recogen gracias a las donaciones de ciudadanos anónimos a través de su red de contenedores de color malva repartidos por toda la provincia.

Ya son más de 620 familias las que recurren a OSAH para conseguir alimentos dentro del Programa Operativo de la UE, repartiendo 109.000 kilos de comida no perecedera entre familias en riesgo de exclusión social, un 24% más que en el mismo periodo del año anterior.

“La cara de la exclusión ha cambiado y nos mira de cerca”, señalan desde OSAH, desde donde alertan de que se esté bajando la guardia en las ayudas a las familias más vulnerables después de que haya pasado lo peor de la crisis.

Fotos

Vídeos