Las ONG de Málaga también preparan la vuelta al cole

Mujeres africanas narran su historia a escolares en los encuentros de ASPA
Mujeres africanas narran su historia a escolares en los encuentros de ASPA

Asociaciones malagueñas realizan charlas durante el curso para acercar la realidad social a los escolares

Amanda Salazar
AMANDA SALAZARMálaga

Durante estos días, miles de alumnos y profesores malagueños preparan su regreso a las aulas. Pero no son los únicos. Septiembre es también el mes de la vuelta al cole de muchas ONG que llevan sus campañas educativas durante el curso a los centros escolares como una parte más de su trabajo de sensibilización. Una colaboración entre el mundo asociativo y la escuela que beneficia a todas las partes: La ONG, encuentra en los niños y adolescentes un público receptivo, que al llegar a casa hará extensivo el mensaje a toda la familia; para los profesores, –que ceden muchas veces parte de su horario–, es una forma de que los alumnos entren en contacto con la realidad que les rodea y conozcan de primera mano los problemas y necesidades existentes; y para los alumnos, es una excusa para romper con la rutina de la clase y aprender cosas que no están en los libros.

Así lo explica Alejandro Mérida, director provincial de Cruz Roja Juventud, quien señala que al acercarles los temas con juegos y dinámicas participativas, el mensaje cala mucho más. Cruz Roja llegó el curso pasado a más de 3.400 alumnos con distintos temas, sobre todo prevención para la salud y contra la violencia en todas sus facetas, incluidos el bullying y ciberbullying. El reto de la entidad es llegar a partir del próximo curso a alumnos de menor edad. «En prevención de la violencia creemos que es importante concienciarles cuanto antes», dice.

Junto a Cruz Roja, el Banco de Alimentos Bancosol, la Protectora de Animales, la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA) o Málaga Acoge son algunas de las entidades del llamado tercer sector que están llevando a cabo charlas educativas para los alumnos de Primaria y Secundaria de la provincia. Según explican desde la Delegación de Educación, «la organización de este tipo de actividades forma parte de la autonomía de los centros educativos, por lo que son sus consejos escolares los que tienen la competencia de autorizarlas». Las iniciativas pueden partir tanto de los centros docentes como de las mismas ONG que ofertan sus charlas. En el caso de Cruz Roja, según indica Mérida, la colaboración es tal que son los propios profesores los que alertan a este organismo, a raíz de su experiencia diaria con los chicos, de los «temas candentes» que necesitan analizarse con más profundidad en sus intervenciones.

La organización de estos talleres parte desde el propio centro o de las asociaciones

La Protectora de Animales es uno de los organismos más veteranos en estos talleres. Mariola Aguilar, voluntaria y psicóloga de profesión, se encarga de coordinarlos desde hace ocho años, aunque la asociación lleva realizando estas visitas escolares desde antes. El curso pasado, visitaron una quincena de centros para concienciar contra el maltrato y el abandono de los animales a casi 300 alumnos. Al principio, acudían solo a institutos, pero desde hace tres años han ampliado sus charlas a Primaria e incluso a niños de 3 años de Infantil. «Tenemos que adaptar el discurso a cada edad, pero en general nos reciben muy bien y son muy participativos», señala. Desde hace un par de cursos, también acuden a la Universidad de Málaga, donde forman en la Facultad de Magisterio a futuros maestros sobre el tema de los animales.

Aguilar señala que estas experiencias van calando y poco a poco están notando un cambio en la sociedad, y también en el alumnado. «Hace ocho años, nos centrábamos en decirles que los animales no son juguetes y en mostrarles la importancia de la adopción; ahora, están ya concienciados sobre esos temas y el maltrato, así que podemos centrarnos en la importancia de la esterilización para el control de las camadas, por ejemplo», indica.

Para Santiago Ruiz, profesor jubilado y voluntario de Bancosol, no resulta difícil despertar el interés de los alumnos. Su experiencia en las aulas le sirve para hacer más atractiva su charla crítica sobre el despilfarro de alimentos. «Es algo que les toca muy de cerca, pero se quedan muy impresionados cuando les decimos que una tercera parte de los alimentos que se producen se tiran a la basura, y que eso bastaría para acabar con el hambre en el mundo», asegura. El pasado curso, 750 estudiantes de 6º de Primaria y de 1º y 2º de ESO asistieron a estos talleres con Bancosol en cinco centros escolares.

Charla de prevención del VIH impartida por Cruz Roja en institutos malagueños

Málaga Acoge, dentro de su campaña Stop Rumores, también llegó el pasado curso a 134 niños con su mensaje para romper estereotipos y falsos mitos sobre los inmigrantes. Algo que también fomentan desde ASPA con el programa ‘Mi viaje duró dos años. Diálogo intercultural con mujeres africanas’, que realizan con escolares en bibliotecas. Más de 1.250 alumnos de 5º y 6º de Primaria participaron en estos encuentros en los que conocieron de primera mano las vivencias de mujeres de Costa de Marfil, Marruecos y Nigeria. «Empezamos el taller poniendo en valor la diferencia a través de dinámicas y rompiendo con la idea de que en España la cultura es homogénea; por ejemplo, les enseñamos que en una misma clase, los niños se saludan entre sí de muy distintas maneras, porque ninguno somos iguales», dice Carmen Balmaseda, responsable de estos talleres. «Creemos que con las historias en primera persona de estas mujeres, que llegaron algunas en patera, otras para estudiar y, todas ellas, para buscar un futuro mejor, se humaniza al colectivo inmigrante; porque de lo contrario se olvida que tras las cifras hay personas con sus sueños e ilusiones», asegura.

Pero los alumnos no solo aprenden del tema del que se les habla. Las charlas también son una carta de presentación de la labor del voluntariado. «Gracias a ese contacto, es más fácil que se planteen hacerse ellos mismos voluntarios», señala Mérida. Algo más que necesario para garantizar el relevo generacional en el mundo asociativo.

Fotos

Vídeos