Mensajes de esperanza a tierras en conflicto

Niñas del Misioneras Cruzadas de La Palmilla hacen sus dibujos. /Sur
Niñas del Misioneras Cruzadas de La Palmilla hacen sus dibujos. / Sur

El cocinero Samuel Perea parte a Israel y Palestina con cartas y dibujos de niños malagueños

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Mensajes de esperanza y fraternidad a una tierra en permanente conflicto. La ong Cocina por la paz inicia esta semana una nueva acción solidaria con un viaje a Palestina e Israel. El cocinero malagueño Samuel Perea lleva su equipaje cargado de abrazos y buenos deseos que envían escolares malagueños que han participado en esta iniciativa de paz y convivencia entre los pueblos.

Proyecto Armonía

Málaga.
Han participado los colegios Gibraljarie, Rectora Adelaida de la Calle y Misioneras Cruzadas de la Iglesia, de la capital, así como los CEIP El Sexmo de Cártama y San Luis de Sabinillas y el colegio Nuestra Señora de Lourdes de Coín.
Oriente Medio.
En Palestina esta acción se desarrollará en el colegio Jerusalem School Bethlehem de la Autoridad Nacional y en The School for Peace Neve Shalom/Wahat al Salam (Oasis de Paz) de Israel.

El proyecto ‘Armonía, colegios Luminar, el lugar donde vive la luz’ es una iniciativa de la Fundación El Pimpi y la Obra Social La Caixa, con el apoyo de la marca Sabor a Málaga de la Diputación, que materializa sobre el terreno la ong Cocina por la paz. Desde finales de octubre y hasta esta pasada semana niños y niñas de 4.º, 5.º y 6.º de Primaria han trabajado en los talleres de cocina y arte que se han desarrollado como iniciativa de acercamiento entre los pueblos.

El chef Samuel Perea ha dirigido los talleres de cocina que se han desarrollado en los distintos centros escolares, realizando junto a los niños recetas elaboradas con productos locales y que están inspirados en la gastronomía de las tres culturas mediterráneas: la judía, la musulmana y la cristiana. «Los niños y niñas han trabajado en clase aspectos relacionados con la paz y la sensibilización sobre los conflictos que se viven en Oriente Medio», explica el cocinero malagueño. que hoy mismo viaja vía Estambul hacia Jerusalén y Belén. De los 2.000 dibujos que han realizado los escolares de los colegios participantes se han seleccionado medio centenar, que son los que lleva para entregar a los niños de Palestina e Israel. Mensajes de solidaridad, convivencia, respecto y los deseos de paz para un mundo mejor es lo que lleva en su carpeta Armonía. Los niños de los dos colegios que visitarán allí enviarán similares mensajes a los malagueños. Pero en el caso del colegio de Palestina también lleva equipaciones del Málaga CF para los niños.

Es la tercera misión en la zona de Cocinas por la Paz. Pendiente tienen un gran reto, la misión a campos de refugiados de guerra de Shariya, al norte de Mosul, donde una organización ha rescatado a niños y niñas de su cautiverio a manos de los terroristas de Daesh. Una misión que se retrasa por los focos de guerra que persisten, pero a la que Samuel Perea no renuncia para un futuro próximo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos