La Málaga solidaria brilla más que nunca

Cobos y De la Torre –en el centro– junto con organizadores, patrocinadores, representantes de la sociedad malagueña y de las asociaciones beneficiadas./Salvador Salas
Cobos y De la Torre –en el centro– junto con organizadores, patrocinadores, representantes de la sociedad malagueña y de las asociaciones beneficiadas. / Salvador Salas

La Fundación El Pimpi convierte la ciudad en una gran fiesta a la que acudieron más de 80.000 personas

Alvaro Frías
ALVARO FRÍASMálaga

Ella no lo sabía, pero con cada trazo que iba plasmando sobre el papel recogía el alma de 'Soles de Málaga', un evento organizado por la Fundación El Pimpi para recaudar fondos para once colectivos malagueños que trabajan con los más necesitados. Paula Guerrero, de doce años y alumna del colegio Gibraljaire, es la autora de ese dibujo, que hizo de forma espontánea y que se ha convertido en el fiel reflejo de los valores que movieron un acontecimiento que se celebró ayer a lo largo de toda la ciudad.

El presidente de la fundación y copropietario de El Pimpi, José Cobos, mostraba orgulloso el dibujo protagonizado por un gran sol, entre otros elementos, que ilumina nueve corazones en los que pueden leerse palabras como paz, respeto, amor, tolerancia, cariño o solidaridad: «No tengo que decir nada más, en esta ilustración se explica perfectamente lo que es 'Soles de Málaga'».

Y es que 'Soles de Málaga' es mucho más que un evento solidario, es una gran fiesta organizada con el objetivo de ayudar a las organizaciones que trabajan con los más desfavorecidos de la sociedad malagueña y que se extendió por toda la ciudad. A lo largo de los once distritos de la capital se organizaron actividades y actuaciones, como conciertos en los que participaron artistas de la talla de Belinda Washington o Vero y Gero de Operación Triunfo.

La convocatoria no decepcionó y más de 80.0000 personas acudieron a la llamada solidaria. «Esta era mi ilusión, pero nunca pensé que Málaga se iba a volcar de esta manera. El espíritu solidario que tiene esta ciudad es otra de las cosas de ella que nos tiene atrapados», apuntaba Cobos.

Prueba de este respaldo, también es la colaboración que ha tenido este evento por parte de más de 300 organizaciones. «Sin llamar a sus puertas han venido a hacerlo a la nuestra para aportar su granito de arena», añadía Elena Cobos, consejera delegada de El Pimpi.

La organización del evento por parte de la fundación contó con la colaboración de numerosas organizaciones, como el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación, Cervezas Victoria, Fundación CLC World, Carrefour, Quirónsalud o la Fundación La Caixa. Precisamente a esta última entidad pertenece Juan Ignacio Zafra, el director territorial de Caixa Bank, que ayer se encontraba tras una de las barras instaladas echando una mano y sirviendo a todos aquellos que se acercaban a pedir algo.

«Hoy –por ayer– se palpa la suerte de vivir en una ciudad tan solidaria como la malagueña, en la que sus ciudadanos responden a llamadas como ésta. Desde que nos enteramos de la iniciativa tuvieron nuestro apoyo absoluto», aseguraba Zafra.

Tampoco faltó el respaldo de los diferentes partidos políticos de la capital. Entre otros representantes, se encontraba el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien quiso dar las gracias a todos los que han organizado un evento que es «una maravilla». Asimismo, insistió en que está «orgulloso de ver a la ciudad llena de solidaridad».

Los once soles brillaron para los miembros de las organizaciones a las que se destinará la recaudación del evento. Se trata de las asociaciones Redime (Prevención de abusos sexuales infantiles), Amirax, Asociación Española Contra el Cáncer, Asociación Ciudadana Antisida de Málaga, Religiosas de María Inmaculada, Incide, Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (AFENES), Asociación Nueva Alternativa de Intervención y Mediación (NAIM), Ayuda para la Recuperación de Enfermos Alcohólicos (AREA), Asociación de Mujeres Supervivientes de la Violencia de Género (AMUSUVIG) y la Fundación Marcelino Champagnat.

Salvador Salas

Con una gran sonrisa, Alejandro Martín, director de esta última fundación explicaba que trabajan con jóvenes de zonas marginales y con discapacidad intelectual ofreciéndoles formación para que logren obtener un empleo: «Llevamos casi tres años de actividad y este evento nos ha venido muy bien para darnos a conocer un poco más a la sociedad malagueña».

Se mostraba feliz ante la gran afluencia de personas en los once puntos instalados a lo largo de los diferentes distritos de la ciudad: «Los malagueños llevamos la solidaridad en el ADN».

Antonio Pérez, vicepresidente de AREA, coincidía con Alejandro. «Es un día especial en el que se siente el calor de los malagueños», afirmaba, a la vez que indicaba la importancia de un evento de la talla de 'Soles de Málaga'.

Y ese calor se dejó sentir. Es el que mueve a toda esa multitud de personas que respondieron a la llamada de la fundación. Como Antonio, que fue al evento acompañado por su familia. Mientras sus hijos se fotografiaban con los protagonistas de Star Trek, explicaba la emoción que sentía al ver la solidaridad de los malagueños: «Es un día espectacular. Es precioso ser testigo de esa implicación, nosotros aportamos nuestra pequeña ayuda».

Su caso es solo uno de los miles que se produjeron. Formó parte de esos once soles que hicieron brillar como nunca a la Málaga más solidaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos