Una red de apoyo para los menores extutelados

Amanda Salazar
AMANDA SALAZARMálaga

Uno de los colectivos que más preocupa a las asociaciones que trabajan en la ayuda a los inmigrantes son los jóvenes extutelados, es decir menores que llegaron a España de forma irregular –en patera o en los bajos de camiones habitualmente– sin estar acompañados por un adulto y que, al cumplir la mayoría de edad, dejan de estar bajo la tutela de la Junta de Andalucía y se quedan en la calle sin redes ni recursos. La Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes cuenta desde el año 2014 con el programa ‘Acompáñame’, financiado por la Obra Social La Caixa, que atiende a 90 de estos chicos, ofreciéndoles orientación laboral, de vivienda, jurídica y apoyo psicológico. La entidad trabaja en red a través del recurso municipal de Puerta Única con otras ONG malagueñas para intentar ofrecer un futuro a estos jóvenes que, de otra forma, «estarían abocados a la indigencia o la delincuencia», explica Ahmed Khalifa, vicepresidente de la Asociación Marroquí. «Se trata de ayudar en su emancipación a jóvenes que solo han tratado con sus compañeros y con los educadores de los centros de acogida y que desconocen cómo funciona el mundo real», añade. Otras asociaciones, como Málaga Acoge –que trabaja de forma complementaria con 60 de estos chicos–, completan este apoyo con una red de pisos de acogida o con cursos profesionales y prácticas en empresa.

Una de las líneas de ‘Acompáñame’ que mejores resultados está teniendo es la del voluntariado. Desde la Asociación Marroquí, designan un voluntario a cada joven extutelado. «Es como un hermano mayor», señala Khalifa, un referente para ellos que además les ayudan a socializar. «Van con ellos al cine, les invitan a algún cumpleaños y les presentan a otros jóvenes para que construyan su red de amigos», dice.

Fotos

Vídeos