«Durante todo el año me acuerdo de mis veranos en Málaga»

Los niños del programa 'Vacaciones en paz', en el Ayuntamiento /Salvador Salas
Los niños del programa 'Vacaciones en paz', en el Ayuntamiento / Salvador Salas

El programa 'Vacaciones en paz', organizado por la Federación de Asociaciones Solidarias con el Sahara, acogerá a 76 niños saharauis entre julio y agosto

PATRICIA PINEDAMálaga

«Durante todo el año me acuerdo de Málaga, pensando en que quiero venir», susurra Alima con una sonrisa. Tiene 12 años, y es el tercero que participa en el programa 'Vacaciones en paz', organizado por la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara (Fandas), que cuenta con la ayuda del Ayuntamiento y La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, en el que familias andaluzas acogen a niños saharauis durante julio y agosto.

En la cara de los niños se puede notar la ilusión por estar en Málaga. Y cuando vienen, siempre quieren repetir. «Durante el año mantengo el contacto con mi familia de aquí. Nos mandamos fotos y vídeos», cuenta Alima, que cuando viene dice pasarse «todo el verano en la piscina.

Unos 1.200 niños saharauis son acogidos en toda Andalucía, 76 en Málaga. Silvia y José son una de estas familias que acoge durante el verano a uno de estos niños. «Lo que más les sorprenden cuando llegan es la playa y la piscina, y se van directos a la fruta fresca. Los bienes materiales no les llaman en exceso la atención». Cuentan que son niños muy sencillos, que no se enfadan por nada. «Les encantan jugar al futbol, pero juegan descalzos. Con unos zapatos no saben jugar igual, se vuelven torpes», relata Silvia sorprendida. José recalca que faltan familias de acogidas, «se han quedado niños sin venir, hay falta de divulgación».

Alima, con sus amigas
Alima, con sus amigas / Salvador Salas

Sorprende que los niños aprecian más el entorno de la ciudad que los objetos que se pueden encontrar, y que en su tierra no tienen. De esta manera, todos responden que lo que más les gusta de venir a Málaga en verano es ir a la playa y a la piscina para jugar. Rutina de niños, pero privilegio para ellos.

Tumana tiene 14 años y lleva 4 años pasando el verano en Málaga. Radiante de felicidad cuenta que ha ido a visitar a la Alhambra de Granada. Su rostro cambia cuando expresa que es su último verano aquí, ya que con más de 14 años no pueden participar en el plan: «Este es mi último año. Aquí me lo paso muy bien. Voy a mantener el contacto con mi familia de Málaga, hablamos todos los domingos». 'Vacaciones en paz' permite que todos estos niños disfruten durante al menos 2 meses al año de una vida absolutamente normal.

Temas

Sahara

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos