diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 20 / 26 || Mañana 19 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Museo Carmen Thyssen abrirá mañana al público, con entrada gratuita los tres primeros días

cultura

El Museo Carmen Thyssen abrirá mañana al público, con entrada gratuita los tres primeros días

La pinacoteca se presentaba ayer en sociedad con la vocación de convertirse en un revulsivo cultural y turístico para Málaga

24.03.11 - 12:44 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza muestra su satisfacción ante la apertura del museo junto al alcalde Francisco de la Torre. :: Salvador Salas
El Museo Carmen Thyssen de Málaga, que hoy se inaugura de manera oficial, abrirá sus puertas al público mañana 25 y los tres primeros días la entrada será gratuita para que los malagueños puedan conocer la nueva pinacoteca.
Con los operarios todavía rematando algunas dependencias del recinto, el Museo Carmen Thyssen Málaga se presentaba ayer en sociedad con la vocación de convertirse en un revulsivo cultural y turístico -y, por tanto económico- para la capital de la Costa del Sol. El nuevo equipamiento cultural nace de la colaboración público-privada entre el Ayuntamiento de Málaga y la baronesa Thyssen, que cede hasta el año 2025 un conjunto de 230 obras de arte que componen la colección del centro.
Un espacio que ha generado una notable expectación, de la que ayer daba buena cuenta el patio central del remozado palacio de Villalón. Un enjambre de cámaras y micrófonos que no perdían detalle de las palabras del alcalde Francisco de la Torre y de Carmen Thyssen-Bornemisza. Fue el regidor el encargado de ofrecer las primeras estimaciones relacionadas con el centro. De la Torre adelantó que el Museo Carmen Thyssen Málaga espera recibir entre 200.000 y 250.000 visitantes al año. Teniendo en cuenta que el precio de la entrada general es de 6 euros (3,5 euros para la tarifa reducida y 9 para la que permite el acceso a la colección y a las exposiciones temporales), las taquillas podrían ingresar entre 1,2 y 1,5 millones de euros anuales.
A esos guarismos cabe añadir las ventas de la tienda del museo, un aspecto al que De la Torre concedió ayer «especial importancia». El alcalde tampoco olvidó la trascendencia de la 'marca Thyssen' como reclamo en los segmentos turísticos dedicados a los congresos y a los cruceros. Y, con todo lo anterior, defendió el «gran impacto» que el nuevo equipamiento cultural tendrá para Málaga. «Las personas que nos visiten necesitarán más tiempo para conocer nuestra ciudad», vaticinó De la Torre, al tiempo que reivindicó el Thyssen como «un nuevo motivo para visitar» la capital de la Costa del Sol.
Un paso adelante
De la Torre ponderó que la apertura del Museo Carmen Thyssen representa «un gran acontecimiento cultural» para la ciudad, que, según sus palabras, da «un paso adelante muy importante» que le permite ser «más competitiva» en el competido mercado turístico internacional. Una escala que pasó al ámbito más cercano cuando el alcalde expresó su confianza en que el espacio sirva para regenerar una de las zonas más olvidadas del Centro Histórico de la ciudad.
Todo lo anterior viene de la mano de un equipamiento cultural en el que se han invertido casi 30 millones de euros, repartidos entre la rehabilitación del palacio de Villalón -diseñada por los arquitectos Rafael Roldán y Javier González- y las expropiaciones de los inmuebles anexos que, de manera conjunta, forman el Museo Carmen Thyssen Málaga. Una actuación acometida «en un tiempo récord», tal y como ayer destacó la propia baronesa durante la presentación del espacio que lleva su nombre y muestra parte de su colección.
Unos fondos que tienen su principal baza en la pintura española del siglo XIX. Sin embargo, Carmen Thyssen-Bornemisza recordó ayer que la propuesta de la institución cultural comienza -al menos en el ámbito cronológico- a partir de los restos romanos que ocupan el sótano del recinto.
La planta baja recibe al visitante con una sala dividida en dos apartados temáticos: Costumbrismo y Paisaje Romántico. Flanquean la puerta de entrada dos cuadros de Andrés Cortés y Aguilar ('Paisaje fluvial con lavandera y pescado' y 'Lavanderas y pescadores en paisaje costero') fechados en 1863.
Escenas costumbristas
El tipismo de la España del XIX puebla este primer espacio: bandoleros, gitanas, toreros y comerciantes desfilan por una sala en la que reclaman el protagonismo las obras de Joaquín Domínguez Bécquer, Manuel Cabral Aguado Bejarano o Alfred Dehodenq. En relación con este último, merecen una parada un poco más detenida sus lienzos de gran formato 'Un baile de gitanos en los jardines del Alcázar, delante del pabellón de Carlos V' y 'Una cofradía pasando por la calle Génova, Sevilla' (los dos datados en 1851).
En cuanto a Paisaje Romántico, citar como principales referencias a Manuel Barrón y Carrillo ('Vista del Guadalquivir', 1854) y a Genaro Pérez Villaamil ('Corrida de toros en un pueblo', 1838). La directora del museo María López explicaba ayer que la colección se ha ordenado siguiendo un criterio estético y no cronológico, de manera que la visita permite apreciar la evolución estilística experimentada en la pintura española de los tres últimos siglos.
Porque el catálogo pictórico del Museo Carmen Thyssen Málaga comienza a mediados del siglo XVII con 'Santa Marina' (c. 1640 - 1650) de Francisco de Zurbarán, una de las piezas más emblemáticas de la colección que ocupa la sala dedicada a los Maestros Antiguos. Un espacio que, ya en la segunda planta, reserva una de las grandes sorpresas del paseo. Se trata de 'Cristo muerto', una talla del siglo XIII procedente del Museo Nacional de Arte de Cataluña que preside la estancia, en la que 'Virgen con el niño' (1250) y 'Pareja de ángeles portando candelabros' (atribuida al taller de Della Rubia) se suman a ese contrapunto escultórico.
Paisaje naturalista
El aire sacro de los Maestros Antiguos da paso a las obras inscritas en los apartados Paisaje Naturalista y Preciosismo. Carlos de Haes ('Paisaje con una vacada en un río', 1859) representa el exponente más destacado en el primer segmento, mientras que en lo relacionado con la pintura preciosista conviene no olvidar los cuadros de Marià Fortuny i Marsal ('Paisaje norteafricano', c. 1862) y José Moreno Carbonero ('Ca d'Oro', c. 1897).
El segundo piso deja la nómina de autores a caballo entre el XIX y el XX. Julio Romero de Torres, Joaquín Sorolla, Ignacio Zuloaga, Darío de Regoyos, José Gutiérrez Solana o Francisco Iturrino ilustran el tránsito hacia la modernidad de la pintura española. Un viaje apasionante que ahora brinda el Museo Carmen Thyssen Málaga.
En Tuenti
Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.