diariosur.es
Viernes, 25 abril 2014
claros
Hoy 16 / 25 || Mañana 14 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Hojiblanca calienta el mercado del aceite de oliva

ALIMENTACIÓN

Hojiblanca calienta el mercado del aceite de oliva

La mayor cooperativa oleícola del mundo tiene la oportunidad de entrar en el capital de SOS, el mayor vendedor de este producto

23.10.10 - 20:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En los dos últimos años, el precio del aceite en origen sólo ha estado cuatro meses en niveles rentables para los 22.000 olivareros malagueños. Es algo fácil de comprobar cuando se repasa la cotización de este alimento, puesto que el umbral a partir del cual el aceite supera el coste de producción en la mayoría de las explotaciones que hay en la provincia es 2,2 euros por kilo de virgen extra, según Asaja. Actualmente se está pagando a 1,92 euros por kilo y el temor de los agricultores es que los precios se desplomen aún más cuando comience la recogida de la aceituna. Para eso queda apenas un mes.
Según la ley de la oferta y la demanda, esto no debería estar ocurriendo, ya que el consumo de aceite de oliva está batiendo récords a nivel mundial y España ha disparado sus exportaciones. Además, las previsiones para la campaña que está a punto de empezar apuntan a un descenso de producción. Pero el mercado oleícola no es tan simple: existen otros factores en juego. El fundamental es el desequilibrio entre los que compran y los que venden: los primeros, concentrados hasta el punto de que cinco empresas se reparten la mitad del mercado; los segundos, atomizados de forma que en un mismo pueblo se suele dar la circunstancia de que haya dos cooperativas diferentes.
«Si hay dos mil vendiendo y cinco comprando, la capacidad de negociación la tienen los cinco». Así resume el gerente de Hojiblanca, Antonio Luque, la raíz de los problemas de su gremio. «Los productores no debemos echar la responsabilidad de los que nos está pasando a los demás. Los compradores están haciendo sus deberes, se están concentrando cada vez más, mientras que en el lado de la producción la atomización es demasiado grande», razona. Según él, concentrar la oferta es el único futuro que tiene el olivar andaluz. «En Hojiblanca hemos hecho y seguimos haciendo un trabajo importante para unificar al sector, pero es lento», reconoce.
Pero puede que exista un atajo para que los productores andaluces de aceite de oliva consigan más poder en el mercado. Y pasa por la ampliación de capital que el Grupo SOS aprobará, previsiblemente, el próximo 29 de octubre. Se trata de una oportunidad única para entrar en el accionariado –y, lo que es más importante, en el consejo de administración– de la empresa que es líder mundial de ventas de aceite de oliva, con marcas como Koipe, Carbonell o Bertolli.
Esta posibilidad no ha pasado desapercibida en Andalucía. Y Hojiblanca, su mayor cooperativa oleícola, es una de los candidatos a ocupar un nuevo sillón en el consejo de SOS. Así lo han reconocido sus responsables en un comunicado dirigido a la CNMV. «Desde hace tiempo, Hojiblanca viene manifestando su interés en estudiar su posible participación en SOS», reconoce la empresa en su nota al regulador. «Hojiblanca, como empresa cooperativa de productores, está obligada a estudiar una operación en este sentido», añade.
Oportunidad única
El interés de la operación para el mayor grupo oleícola andaluz está claro: participando en la toma de decisiones de SOS, su aceite tendrá las puertas de la comercialización abiertas. Sería el primer paso serio del sector productor para ganar poder en la cadena de suministro. El gerente de Hojiblanca, que a la sazón es presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Andalucía, reconoce que éste es «un proyecto ilusionante para el futuro del sector». «Es una empresa estratégica para Andalucía y es una oportunidad que nunca va a volver a pasar», reconoce Luque.
Pero una cosa es el interés y otra la posibilidad real de que Hojiblanca pueda desembolsar parte o la totalidad de los 200 millones de euros que costará la ampliación de capital de SOS. «Nosotros pensamos que sería bueno que una empresa de productores tuviera participación en SOS, pero es un tema complejo y hay que analizarlo detenidamente. Hojiblanca está dispuesta a estudiar un proyecto serio, planteado por empresas serias. Y cualquier inversión que haga una empresa necesita una financiación», expresa Antonio Luque.
El gerente de Hojiblanca se muestra crítico hacia las voces que están animando a los agricultores andaluces a participar en la ampliación de capital de SOS «a la ligera». Detrás de dicho movimiento se encuentran, entre otros, el secretario regional de la Unión de Pequeños Agricultores, Agustín Rodríguez, que ha iniciado contactos con empresas y dirigentes agrarios. De hecho, varias almazaras y cooperativas de productores de aceite de oliva de Jaén, Córdoba y Granada están estudiando realizar una oferta conjunta en la ampliación de capital. «Aquí tiene que haber empresas concretas, con euros encima de la mesa. Hojiblanca está trabajando para poder hacer un proyecto serio, aunque no es fácil», advierte Luque.
En el cortejo hacia SOS, la cooperativa malagueña ha vuelto a encontrarse con un viejo rival: Sovena. La compañía portuguesa, que está escalando puestos en el ranking mundial del aceite de oliva a velocidad de vértigo, no estaría en principio dispuesta a participar en la próxima ampliación de capital, sino que su estrategia pasa por un desembarco posterior en SOS, o incluso una fusión.
Hojiblanca también compite con Sovena por la adquisición de una empresa envasadora de aceite en Jaén, cuya venta ha salido a concurso público recientemente. Pero su rivalidad viene de largo: no hay que olvidar que Hojiblanca fue ‘expulsada’ de los supermercados Mercadona hace dos años al decidir ésta vender exclusivamente aceite de marca blanca envasado por Sovena.
La firma lusa tiene avanzadas conversaciones con SOS y existen otras empresas interesadas, como Nueva Rumasa. Pero Hojiblanca cuenta varios aliados potenciales dentro del consejo de administración del grupo alimentario. Se trata de las cajas de ahorro andaluzas –Unicaja, CajaSur, CajaGranada y Cajasol–, que atesoran el 34,05% de su accionariado. Un porcentaje que podría aumentar si dichas entidades deciden convertir en acciones sus participaciones preferentes en la empresa, dentro de la operación de ampliación de capital prevista para el próximo 29 de octubre.
Hojiblanca mantiene conversaciones tanto con las cajas como con la Junta para intentar buscar una vía de acción que beneficie al campo andaluz. En este sentido, el presidente autonómico, José Antonio Griñán, se declaró el viernes a favor de encontrar una solución andaluza para SOS, aunque advirtió que ésta debe ser «sostenible para la empresa».

SOS, un gigante con problemas
SOS Corporación Alimentaria se ha fijado como prioridad culminar su reestructuración financiera antes de final de año para después afrontar proyectos industriales como una eventual fusión con Sovena. La compañía tiene una deuda de 1.041 millones de euros que debe refinanciar antes del 31 de diciembre y la ampliación de capital de 200 millones es sólo una de las ‘patas’ de la macrooperación que han ingeniado sus responsables. La deuda es una ‘herencia’ de los anteriores gestores de SOS, los hermanos Salazar, hoy procesados por la Audiencia Nacional por presuntas actuaciones irregulares. Y mientras, el valor bursátil de la empresa alimentaria sigue por los suelos.
En Tuenti
Videos de Economía
más videos [+]
Economía
Sólo entra en Facebook y haz 'me gusta'

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.