diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 21 || Mañana 12 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El tabaco mata a seiscientos malagueños cada año

MÁLAGA

El tabaco mata a seiscientos malagueños cada año

Ese hábito nocivo está detrás del 18% de todos los fallecimientos e implicado hasta en veinticinco enfermedades

20.12.09 - 02:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Fumar es como coger un atajo para llegar antes al cementerio. El tabaco es la causa directa de la muerte de 600 malagueños cada año. Esas personas habrían tenido probablemente una vida más larga si hubiese renunciado a su hábito nocivo. Y es que el tabaco está detrás del 18% de los fallecimientos totales de la provincia de Málaga, explicó a este periódico el especialista en medicina preventiva y responsable de la unidad de deshabituación tabáquica de la junta provincial de la Asociación Española contra el Cáncer, Salvador de Oña.
El tabaco ataca al organismo en general y causa un especial daño a los pulmones. De ese modo, es el causante del 80% de los óbitos por enfermedades del aparato respiratorio. Igualmente, es el responsable del 31% de los fallecimientos por cáncer y del 24% de las muertes por problemas cardiovasculares, precisó el doctor De Oña. Por si estos datos no fuesen suficientemente reveladores del impacto dañino de la nicotina, el tabaco está implicado en más de 25 enfermedades.
Aumentar la prohibición
Son esos efectos negativos para la salud los que han decidido al Gobierno a endurecer la ley antitabaco. Si en estos momentos está prohibido fumar en los lugares públicos, los centros de trabajo y los locales de hostelería de más de cien metros cuadrados, a partir del próximo año no podrá hacerse en ningún bar ni restaurante, independientemente de su tamaño. Con esa medida lo que se pretende es preservar a los no fumadores de malos humos.
En ese sentido, Salvador de Oña, destacó que los médicos que luchan contra el tabaco están de acuerdo con el planteamiento del Gobierno. «Fumar es una decisión personal, pero hay que proteger la salud de las personas que no tienen ese hábito. Me parece muy bien que la ley se endurezca», señaló.
Este experto señaló que está demostrado científicamente que un fumador de 15 cigarrillos diarios puede permanecer de 90 a 120 minutos en un lugar cerrado sin fumar. Añadió que cuando llegue la prohibición de consumir tabaco en todos los establecimientos de hostelería, lo que se verá es a mucha más gente fumando en la calle, algo que también podrá seguir haciéndose en las terrazas de bares y restaurantes, plazas de toros y estadios de fútbol.
El 27% de la población malagueña mayor de 16 años fuma. Los hombres se mantienen por delante de las mujeres: 34% frente a 23%. La media diaria de cigarrillos consumidos por los malagueños es 14,8. La franja de edad con más fumadores es la que va de los 36 a los 50 años. En esas edades la diferencia entre varones y mujeres que consumen tabaco es exigua: 41,4% (hombres) y 39,7 (féminas).
En el caso del sexo masculino, el mayor número de adictos se concentra en Málaga en personas sin estudios o con estudios primarios. En cambio, las que más fuman son las mujeres con estudios secundarios, de formación profesional o universitarios, apostilló Salvador de Oña.
En Tuenti
El tabaco mata a seiscientos malagueños cada año

El consumo de tabaco es cada vez más frecuente entre la población femenina. :: SUR

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.