Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

SOCIEDAD

Los hosteleros sacan las uñas ante el posible endurecimiento de la Ley Antitabaco para prohibir fumar en los locales. Creen que destruiría miles de empleos
03.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
A los bares se les suben los humos
En muchos bares y restaurantes se puede fumar.
SE han puesto la venda antes de tener la herida. Los hosteleros han mostrado de nuevo las uñas a Sanidad en cuanto la ministra Trinidad Jiménez ha admitido que estudia la posibilidad de endurecer la Ley Antitabaco. Una medida reclamada por médicos no fumadores y que recomienda la Comisión Europea, y que prohibiría el consumo de tabaco en todos los espacios públicos y desde luego en bares, restaurantes, discotecas y demás lugares de ocio y esparcimiento en los que ahora se puede fumar bajo determinadas circunstancias.
Los hosteleros aseguran que la inmensa mayoría de sus clientes quiere fumar en sus locales y que si se prohíbe el consumo de tabaco, se cerrarán negocios y se destruirían miles de empleos. Dicen que ya se sometieron a los dictados de Ley que entró en vigor hace tres años y que obligaba a habilitar espacios aislados para fumadores en los locales de más de cien metros cuadrados. Recuerdan que en muchos casos se realizaron obras de adaptación que no han amortizado y que dejarían de tener sentido con una prohibición total.
Las espadas siguen así en alto en una «guerra del humo» que se dirime sobre todo en unos bares y restaurantes que el 71% de los ciudadanos querría ver libres de humo en todos los casos, algo que no dispuso la ley promulgada el 1 de enero de 2006 y que fue «un acierto» para el 81% de los españoles, según las encuestas.
La modificación de la Ley supondría la prohibición total que ya impera en una docena de países de nuestro entorno como Italia, Francia, Irlanda, Holanda, Noruega y hasta la súper-fumadora Turquía, donde el humo del tabaco está plenamente vetado en los establecimientos hosteleros.
Norma con «lagunas»
La pasada semana, Trinidad Jiménez reconocía que la ley actual tiene «lagunas» y no disuade a los fumadores. Una ley «descafeinada» para muchos, ya que deja a criterio de la propiedad que se permita o no fumar en los locales de menos de cien metros cuadrados (el 80% de los bares y restaurantes de España).
«El 70% de las personas que entran en un establecimiento hostelero son fumadores. Estamos absolutamente convencidos de que si el tabaco se prohíbe en los bares, las ventas caerán de un manera extraordinaria y se perderán miles de puestos de trabajo y se cerrarán establecimientos, sobre todo los bares más pequeños», apunta José María Rubio, presidente de la Sociedad Española de hostelería.
Javier Zamora, portavoz de los empresarios de ocio de la Comunidad de Madrid, coincide con Rubio en su denuncia de que para adaptarse a la ley fueron muchos los hosteleros que realizaron unas obras que aún no se ha amortizado y en las que invirtieron entre 8.000 y 12.000 euros. «No es razonable que nos diga ahora que las inversiones que se hicieron hace tres años para crear zonas aisladas ventiladas y paneladas, ahora son inservibles», afirma.
Desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, su secretario general, Ramón Estalella, opina que si la prohibición plena del tabaco se lleva a efecto «habría que buscar medidas para compensar las pérdidas que se produzcan». Estima que los no fumadores estarían protegidos si la ley en vigor se aplicara con rigor. De hecho, en algunas comunidades no se obliga a los bares a separar las zonas de fumadores y no fumadores, o que se pueda fumar en celebraciones privadas y algunas cafeterías de los centros de trabajo.
A favor del endurecimiento se pronuncian los médicos de familia y los especialistas del sistema respiratorio y las asociaciones de no fumadores y antitabaco. Los médicos de familia no han dejado de reclamar a Sanidad que endurezca una ley que ha perdido efectividad. En España hay 350.000 bares y restaurantes, de los que sólo 40.000 están libres de humo o compartimentados y con espacios habilitados para fumar.
Partidarios de la reforma
Los médicos se apoyan en una encuesta elaborada en sus dispensarios, según la cual más del 70% de los españoles son partidarios de reformar la Ley Antitabaco y prohibir su consumo en todos los bares, restaurantes y lugares de ocio. La mitad de los 12 millones de fumadores que aún hay en España (el 30% de la población) se muestran también partidarios de una ley más severa.
La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria reconoce que la ley en vigor marcó un antes y un después, pero pide que se endurezca «para dar a la sociedad lo que reclama» y rebajar unas cifras de escalofrío: las 60.000 muertes que se producen al año en España relacionadas directamente con el tabaco y las vidas de los 6.000 fumadores pasivos que el humo se cobra cada 12 meses. dicen los expertos. «No podemos relajarnos; la ley ha jugado un papel crucial, pero sus efectos se atenúan, ya que la prevalencia de fumadores ha pasado de un 25 a un 29%, denuncia el doctor Xulio Castañal
Por su parte, Julio Doncel, vicepresidente de nofumadores.org, considera que una adecuación de la ley española a otros países europeos sería además un revulsivo para el turismo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS