Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Andalucía

ANDALUCÍA

El instructor ignoró que la ley permitía condenar al magistrado del 'caso Mari Luz' con hasta 6.000 euros. La secretaria del juzgado que tramita el sumario puede ser castigada con una pena superior a la del propio titular

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El juez Tirado recibe menos sanción que otro de Talavera multado por falta de higiene
ESPERA. Juan José Cortes atiende a su padre. / EFE
la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) -el mismo órgano que impuso una multa de 1.500 euros al juez Rafael Tirado por las irregularidades del 'caso Mari Luz' que llevaron al asesinato de la niña- ha castigado con 2.500 euros al juez titular del Juzgado de lo Social de Talavera de la Reina (Toledo), Ángel Luis del Olmo, por la falta de higiene de la que se quejaron sus subordinados. Además, le ha impuesto otros 5.000 euros por el maltrato a sus funcionarios.

El juez atribuyó las sanciones «mal ambiente laboral de su juzgado» y arguyó que no se le ha permitido aportar testigos ante la comisión disciplinaria.

Casi todos los empleados de este juzgado se pusieron de acuerdo a finales del pasado año para denunciar al juez. Entre otras cosas, acusaron a Del Olmo de dictar sentencias mientras orina en el servicio de su despacho, ordenar hacer la compra doméstica a sus subordinados y fumar sin tener en cuenta que está en dependencias públicas.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, no ocultó su enfado con la levedad de la sanción del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al juez Rafael Tirado por sus negligencias en el 'caso Mari Luz'. La 'número dos' del Ejecutivo fue tajante: la Comisión Disciplinaria tenía que haber impuesto al magistrado un castigo «infinitamente más grave» que la multa de 1.500 euros por no haber ejecutado la sentencia contra Santiago del Valle, el asesino de la niña onubense, que estaba en la calle a pesar de haber sido condenado a dos años y nueve meses de cárcel por abusar de su propia hija.

Discrepancia

Fernández de la Vega fue más allá que José Luis Rodríguez Zapatero la víspera, y señaló que el Ejecutivo «discrepa radicalmente de la decisión» del órgano disciplinario de los jueces y prometió que el Gobierno trabajará «para que se haga justicia» en este caso. «Son hechos muy graves que deberían ser sancionados como una falta muy grave», explicó tras la reunión del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta hizo suyos los argumentos de la Fiscalía en el sentido de que el juez Tirado incurrió en una desatención de su juzgado que debería llevar aparejada la separación temporal de la judicatura, el traslado forzoso e, incluso, la expulsión de la carrera. Tras la sanción a Tirado y a expensas de los anunciados recursos contra la multa de la Fiscalía y del propio juez expedientado, el Ministerio de Justicia estudia ya la posible sanción contra la secretaria del Juzgado de los Penal número 1 de Sevilla, a la que el juez culpó de no haberle avisado de que Del Valle seguía en libertad a pesar de estar condenado en firme.

El ministro Mariano Fernández Bermejo no quiso desvelar qué hará su departamento hasta que no tenga en su poder el informe del instructor del caso. No obstante, no cerró la puerta a la posibilidad de que la subordinada del magistrado pueda ser castigada con una pena superior a la del propio titular del juzgado. Si Justicia considerara que la funcionaria cometió una simple falta grave como Tirado (no muy grave) podría ser sancionada con una suspensión de empleo de entre seis meses y tres años.

Anomalías descartadas

Mientras, la investigación abierta por la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía ha descartado anomalías o carencias en el juzgado de Tirado, quien denunció en su momento las excesivas bajas entre sus subordinados. La consejera Evangelina Naranjo explicó que el expediente ha concluido que no hubo «ninguna incidencia» por parte del funcionariado en cuanto a altas, bajas e interinidades.

La representante de la Junta explicó que «se iban cubriendo todas las bajas en tiempo y en forma, las interinidades cuando se iban sucediendo con funcionarios que desempeñaban su labor y sólo en 2007 hubo una baja de un auxiliar que estuvo de baja un mes y se incorporó al mes siguiente».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS