Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

VIVIR
Una salud de anuncio
Una exposición de carteles publicitarios repasa las campañas para prevenir accidentes desde el siglo XIX
08.05.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Una salud de anuncio
Se animaba a suscribir pólizas.
A estas alturas, lo de ponerse el casco, más que una recomendación, es una obligación. Y no sólo para conducir motocicletas. Cualquier operario de la construcción sabe, o debe saber, lo que es llevarlo. Lo mismo que el arnés o el porta-herramientas. Todo sea por evitar sustos. Aunque si alguien se despista, siempre hay quien se encarga de recordarlo. Lo hay ahora y lo hubo en el siglo pasado. '¿Protege tus manos! Sus 27 piezas no tienen repuesto', 'Los montacargas no admiten bromas. ¿Cuidado!', '¿Domina la máquina! No sea que se vuelva contra ti', 'Así me gustas Baldomero... protegido y todo entero'. La lista de advertencias es extensa. A cual más curiosa. Para muestra, la que recoge el edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga. Allí, hasta el próximo 29 de mayo, la exposición 'Accidentes y prevención. Carteles españoles del siglo XX' permite repasar una parte de la Historia a través del formato publicitario, con destacadas firmas como las del pintor Ramón Casas o el ilustrador Labarta.

«Es una forma de conocer cómo se vivía en una época en la que no había tanta información como ahora», considera Carlos Velasco, comisario de la muestra. Sus quince años como coleccionista han dado sus frutos. No en vano, este profesor titular de Economía Aplicada de la UNED acumula ya más de 6.000 carteles en sus fondos, desde anuncios de chocolate y vino hasta artículos de perfumería.

Hace un par de años, Velasco aceptó la invitación de la mutua Fraternidad Muprespa para organizar una exposición sobre los riesgos laborales en la publicidad. Desde entonces, la muestra ha recorrido una veintena de ciudades españolas con el propósito de hacer ver que la seguridad, no sólo laboral, va más allá del siglo XXI.

Múltiples lecturas

«Es una visión de conjunto sobre este tema. De ahí su interés tanto histórico como artístico o social, tiene muchas lecturas. Es un trozo de la historia de España a través de la vida cotidiana; los carteles nos aportan información sobre cómo se vivía o cómo se trabajaba», asegura Carlos Velasco, que, en esta ocasión, ha seleccionado cerca de ochenta carteles datados aproximadamente entre los años 1880 y las décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado. Entre ellos, tanto anuncios de empresas de seguros como otros que ofrecen recomendaciones para la vida diaria. 'Si seguís estos consejos llegaréis sanos a viejos', advierte una de estas campañas, con avisos sobre la protección solar o la necesidad de mantener alejados a los más pequeños de los productos tóxicos.

«En la primera mitad de siglo, prácticamente el único elemento publicitario era el cartel», recuerda Velasco, que, en las diversas interpretaciones que asegura poderse extraer de los carteles, destaca el bajo grado de formación de la sociedad. «En general, había un nivel educativo muy elemental, y eso se traduce en trabajos muy gráficos para que pudieran ser comprendidos por toda la sociedad, aunque la mayoría no supiera leer», apunta el comisario de una muestra plagada de curiosidades.

Como los mensajes del Ministerio de Trabajo durante el Franquismo, de llamativa estética fascista ('España estará orgullosa de ti si eres superior a los demás trabajadores del mundo' o 'Montepío. Compra con tu tesoro el orgullo de dar a España un proletariado digno'), las normas de auxilio en caso de accidente o aquel recorte que se presentaba como 'Cruzada de lucha anti-venérea'. Aunque, para curioso, el cartel en el que el Gobierno de la República promovía el tratamiento psiquiátrico de los trabajadores.

Sociedad desinformada

Otra de las 'patas' de la colección es la seguridad en la agricultura. Llaman la atención carteles como ese de Cerra que advierte: 'Donde hay estiércol una herida insignificante puede ser fatal. Acude al médico', o ese otro, también de Cerra, que dice: 'No fumes junto al pajar'. «Parecen evidencias, pero en aquella época había mucha desinformación», observa Carlos Velasco, que incluye además en la muestra una buena cantidad de anuncios de empresas de seguros. «Antes no había mutuas ni Seguridad Social, y las empresas privadas se tenían que publicitar de alguna forma», aclara el profesor.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS