Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Málaga

Estás en: SUR.es > Local > Málaga
MÁLAGA
La solución para el paso del metro por el Centro queda en suspenso a la espera del nuevo gobierno de la Junta
Hace tres meses se anunció que las líneas 1 y 2 podrían entrar en funcionamiento sin que estuviera el tramo que pasa por la Alameda y el Parque. Aún no se han abordado opciones para esta parte del recorrido, que plantea problemas de tráfico y vegetación
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La solución para el paso del metro por el Centro queda en suspenso a la espera del nuevo gobierno de la Junta
BAJO EL SUELO. Técnicos del metro, políticos y representantes vecinales recorrieron el primer túnel a finales de diciembre. / S. SALAS
Es una cuestión tan delicada que nadie se atreve a aventurar su futuro. Lograr que el metro pase por la Alameda Principal y el Parque para llegar hasta La Malagueta, con las principales arterias del Centro levantadas durante, al menos, un año. Casi nada. Aunque desde las filas de la Administración autonómica la versión oficial dicta que las posibles alternativas siguen en estudio, tampoco vacilan en reconocer que la solución está bloqueada a la espera de que se constituya el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía.

Fuentes municipales van más allá, y aseguran que las conversaciones entre los técnicos de ambas administraciones se restringen de momento a las zonas que ya están en obras o en proyecto. El tramo comprendido entre el Guadalmedina y la plaza de toros aún no habría entrado en la agenda, según esta versión.

En diciembre, apenas días antes de dimitir para concurrir a las elecciones generales, la anterior consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, presentó, durante una visita al primer túnel excavado en la línea 2, una solución que le permitía poner en funcionamiento el suburbano sin necesidad de que estuviera listo el recorrido más conflictivo, con lo que se podría ganar tiempo para negociar una solución. Se trata de un recorrido semicircular, que iría desde el palacio de deportes Martín Carpena hasta la estación de Renfe; y de ahí hasta Teatinos, primero, y el PTA, en una segunda fase.

Ganar tiempo

De esta forma, Gutiérrez dejaba a su sucesor en el cargo la difícil negociación con el Ayuntamiento -todavía pendiente- sobre el método constructivo más adecuado (tuneladora o muros pantalla), los desvíos de tráfico necesarios, el futuro de la vegetación y hasta los tiempos de ejecución.

Sin embargo, la buena sintonía que impera desde las pasadas elecciones municipales entre ambas administraciones ha permitido dar un fuerte impulso a las obras de las dos líneas actualmente en marcha.

En la ruta 1, todos los proyectos del recorrido desde Renfe hasta Teatinos ya están en poder de Ferrocarriles Andaluces, que los está revisando como paso previo para su autorización (en los tramos que acometerá la concesionaria) o para licitarlos (en los casos que llevará a cabo la Junta directamente). El último de ellos, el que discurrirá entre la Universidad y la avenida Juan XXIII, y que ejecutará la concesionaria, llegó a finales de la pasada semana a los despachos de la Consejería de Obras Públicas.

Tramo en superficie

Las obras entrarán por primera vez en la línea 1 durante la primera semana de mayo. El recorrido entre la avenida Doctor Manuel Domínguez y las cocheras, ubicadas junto a los Asperones, es el único que irá en superficie, y atravesará el campus actual de la UMA y la zona de la ampliación (junto a la autovía del Guadalhorce). El consejo rector de Ferrocarriles Andaluces adjudicó las obras por 15,18 millones de euros a la Unión Temporal del Empresas (UTE) integrada por BSK, Copcisa y Rover Alcisa.

Respecto al recorrido desde Juan XXIII hasta Renfe, la concesionaria, Metro Málaga, ya ha entregado a la Junta el proyecto constructivo, que está en fase de supervisión. Lo mismo ocurre al comprendido entre Renfe y el Guadalmedina, que lo licitará por su cuenta el Gobierno autonómico. En este caso, está pendiente de la apertura del concurso para su construcción.

De esta forma, todos los proyectos para completar el recorrido semicircular están licitados o en fase de revisión del proyecto. Las obras de los que corresponden a la empresa concesionaria se iniciarán antes de verano, y los que ejecuta Obras Públicas se pospondrán algo más, por la necesidad de convocar el concurso público y respetar los plazos legales.

En la línea 2, entre el Martín Carpena y Juan Pablo II, más de la mitad de la losa de cubierta (dintel o techo del túnel) está realizado, y ya se ha ejecutado más del 51% de los trabajos. Los muros pantalla se encuentran al 92%. Dos tramos cuentan ya con túnel excavado: el ubicado entre Molière y el Martín Carpena, que está completo; y el que discurre entre La Paloma y Juan XXIII, que tiene finalizados 210 metros en la primera fase de excavación.

El 31 de mayo se liberará la superficie entre la calle Frigiliana y La Paloma). El 30 de junio, entre Los Guindos y Frigiliana. Y el 31 de agosto el comprendido entre Molière y Los Guindos, para seguir trabajando en los túneles.

Paradoja

Resolver el paso por el Centro es clave también para despejar el futuro de la línea 3, entre La Malagueta y El Palo (5,2 kilómetros), el más retrasado de los tres, y que recientemente ha recibido el visto bueno ambiental por parte de la Junta. De lo contrario, podría producirse la paradoja de un metro que sólo sirve para viajar desde los extremos de la capital hasta el extrarradio del Centro de la vida cultural y turística de Málaga, con unas distancias desde las estaciones hasta el casco antiguo que mermarían sustancialmente el potencial disuasorio del uso del vehículo particular, que es, en definitiva, lo que se pretende alcanzar con esta infraestructura.

Para el debate quedará también la propuesta del alcalde, Francisco de la Torre, para crear un intercambiador modal bajo la plaza de la Marina, una idea que no es vista con buenos ojos en el Gobierno andaluz.

El nuevo consejero o consejera de Obras Públicas deberá asumir el tramo central como una de las prioridades básicas de un mandato que, por otra parte, verá algunos de los mayores cambios de la historia del transporte urbano en la capital malagueña.

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS