Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

INNOVACIÓN CIENCIA Y EMPRESA
Un tesoro escondido bajo tierra
Científicos malagueños estudian el funcionamiento de los acuíferos y la cantidad de agua que almacenan para gestionarla adecuadamente en épocas de sequía
26.02.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un tesoro escondido bajo tierra
MORFOLOGÍA. El agua se filtra a través de las rocas y crea todo tipo de cuevas.
EL control de los recursos acuíferos ha sido siempre un elemento de confrontación entre las civilizaciones. Se trata de un tesoro, escondido entre las rocas, la mayoría de ellas calizas, cuyas fracturas permiten que el agua pueda entrar y generar huecos o cuevas donde el líquido se almacena. Hoy más que nunca hay que aprender a gestionar mejor y proteger estas riquezas naturales. Para ello, sería de utilidad poder predecir la aparición de sequías y tomar así medidas preventivas. Un grupo de investigadores de la Universidad de Málaga se ha marcado estos retos como objetivo de su estudio.

La especialidad de los investigadores es el análisis de los acuíferos carbonatados, es decir, aquellos caracterizados por la presencia de roca caliza. En este proyecto en particular se centrarán en las aguas subterráneas que riegan la zona de Málaga desde el Oeste del río Guadalfeo hasta la cuenca del Guadiana. «Queremos evaluar de qué recursos hídricos disponemos para poder planificar correctamente su aprovechamiento», explica el profesor Andreo Navarro, perteneciente al Departamento de Geología. En opinión del investigador, los recursos están infrautilizados al no conocer datos como la cantidad de agua que recogen o la frecuencia con que se llenan.

Las características de los acuíferos carbonatados entrañan algunas dificultades para su estudio. Tras filtrarse a través de la superficie de la tierra, el agua agrieta la caliza para abrirse camino y crea cuevas y oquedades de todo tipo a su paso hasta quedar alojada en algunas de ellas. Esto genera una gran heterogeneidad en su morfología. Los investigadores tendrán en cuenta para el estudio distintas variables como la altitud, la pendiente, el tipo de roca o la forma de la infiltración del agua.

Conocer el funcionamiento de estos acuíferos, y la cantidad de agua que entra y sale de ellos puede ayudar a plantear una gestión y un aprovechamiento adecuado. Hay aguas subterráneas que están siendo aprovechadas por debajo de sus posibilidades y otras que se explotan demasiado. Entre otros factores, esta explotación se debe, según Navarro, a el crecimiento urbanístico desproporcionado que se ha dado en algunas zonas de Málaga en los últimos años.

Protección de recursos

Andreo Navarro apuesta por proteger los recursos hídricos de la contaminación, por ello, el proyecto plantea también el estudio de mapas de vulnerabilidad. «La cuestión es representar en el papel las zonas más sensibles por sus características a distintos agentes contaminantes como la construcción, la instalación de vertederos, o los vertidos tóxicos», expone el profesor. Hay que recordar que en muchos casos los manantiales son aprovechados para el abastecimiento humano, lo que puede entrañar un riesgo.

Andalucía es uno de los territorios europeos más castigados por la sequía. Los investigadores piensan que sería oportuno poder determinar la periodicidad con que aparece este fenómeno meteorológico «si es que existe alguna». De ser así, sería de utilidad encontrar las pautas que permitieran predecir su aparición. El posible beneficio, según el investigador Andreo Navarro, sería adelantar cuándo habrá sequía para así poder planificar los recursos acuíferos y evitar el despilfarro de agua.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS