Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Málaga

Estás en: SUR.es > Local > Málaga
MÁLAGA
La Guardia Civil investiga una trama de robo de perros para utilizarlos en peleas
Una patrulla intervino en Torremolinos 130 calendarios y centenares de imágenes con brutales escenas de lucha entre canes de raza e identificó al fotógrafo El Seprona ha enviado el caso a la Fiscalía por presunto delito de maltrato animal

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Guardia Civil investiga una trama de robo de perros para utilizarlos en peleas
AGRESIVIDAD. Un perro muerde en el cuello a otro can. / SUR
Los almanaques muestran secuencias de sangrientas peleas entre dos perros de raza. Es una lucha a muerte donde el premio, para uno de los canes, es la vida. La última imagen es la del perdedor, un Bull Terrier, que aparece muerto.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Málaga investiga una trama de captación de perros para utilizarlos en peleas, que han sido retratadas y, en algunos casos, expuestas en almanaques.

Según ha podido saber SUR, las pesquisas se iniciaron en octubre a raíz de la denuncia de la abogada de la Sociedad Protectora de Animales, Lourdes García, que alertó a los agentes de que se habían intervenido 134 calendarios y centenares de fotografías de peleas de perros en un mercadillo de Torremolinos.

Tanto en el Seprona como en la Sociedad Protectora sospechan que los canes que se exhiben en las imágenes habrían sido robados o, en el mejor de los casos, abandonados. Fuentes próximas a la investigación apuntaron que los organizadores podrían haber utilizado a estos últimos como 'sparrings' de los perros de pelea para que se entrenaran.

Los almanaques muestran brutales escenas de lucha entre canes de razas como Pit Bull o American Staffordshiere Bull Terrier, que aparecen desangrándose en distintas fotografías. Y el resultado final. Uno de los perros muerto. Para ilustrar esta información sólo se ha utilizado una de las imágenes; el resto se ha omitido por su dureza.

Publicidad

El fotógrafo, que responde a las iniciales E. C. G., de 51 años y natural de Granada, aprovecha el reverso de los calendarios para publicitarse. En ellos figura su nombre y su móvil, aunque este periódico no pudo contactar con él en el número indicado.

Ante la barbarie que reflejan las imágenes, los investigadores del Seprona han instruido diligencias por presunto delito de maltrato animal y por organización de peleas de perros peligrosos con resultado de muerte.

Según explicó la abogada de la Sociedad Protectora, el atestado ha sido remitido a la Fiscalía de Granada para que continúe la investigación, ya que el fotógrafo reside en esta provincia.

También se ha remitido un escrito a la Subdelegación del Gobierno de Málaga para informar de que se ha cometido una infracción de la Ley de Protección de Animales. «La norma no sólo prohíbe organizar peleas, sino también grabarlas o fotografiarlas», explicó la letrada.

La intervención que ha dado origen a la investigación se produjo el 20 de mayo, cuando una patrulla de la Policía Local de Torremolinos registró la furgoneta de E. C. G., que regentaba un puesto en el mercadillo de la localidad. Le encontraron otras 91 fotos en las que se aprecian peleas ilegales de perros de presa, un CD con imágenes de lucha entre animales y un calendario que mostraba a otro can herido. En el reverso del almanaque figuraba su nombre y su teléfono como autor de las fotografías.

Venta de herramientas

A la semana siguiente, los policías locales volvieron a identificarlo, pero esta vez lo detuvieron por vender objetos de ignorada procedencia, concretamente herramientas y maquinaria, ante la sospecha de que pudieran ser robados.

En esta ocasión, le intervinieron un lote de 83 calendarios de bolsillo de un perro de raza Bull Terrier sangrando por una mordedura en la cara; otros 50 de un Pit Bull que presentaba una herida en el cuello; tres CD llenos de imágenes de peleas; y 28 extraños almanaques que mostraban una foto de un niño de tres años posa, desnudo, junto a un Bull Terrier.

Al ser preguntado por los agentes sobre el menor, el fotógrafo alegó que se trataba de un niño de la zona donde vive, que no es familia suya. Sobre las instantáneas de las peleas de perros, manifestó que las presenció en un polígono de Granada y que eran una manera de expresión y de denuncia.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS