Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 24 julio 2014

Cultura

NARRATIVA
Una novela de tesis
Belén Gopegui narra la historia de una familia que ve cómo se desmorona su estructura como modelo de organización a raíz de un incidente
19.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Una novela de tesis
SOCIEDAD. Belén Gopegui se centra en un grupo antisistema. / MAITE BARTOLOMÉ
CUANDO los poderosos de este mundo, no conocemos otro, se reúnen periódicamente para tratar de temas generalmente económicos, se tienen que tomar grandes medidas de seguridad, no sólo para evitar atentados terroristas, sino para evitar que no sean agredidos por grupos antisistema; esta es la palabra que engloba al conjunto de grupos -muy diferentes entre sí cuando se analizan de cerca- que se oponen al modelo social dominante, al capitalismo posmoderno que es lo que ha quedado después de la caída del muro.

Antes las cosas estaban muy claras, dos bloques muy definidos, hasta con inmensos espacios físicos y cientos de millones de habitantes, se enfrentaban en ideología, en avances tecnológicos, hasta en aventuras de espías para el cine; pero este mapa dual -siempre las dicotomías son cómodas a la hora de interpretar y de enfrentar planteamientos- se vino abajo y las cosas se fueron complicando.

Imaginemos a un padre de familia que podemos calificar de conservador por el mero hecho de que tiene cosas que conservar: unos bienes, una esposa, unos hijos. No se trata de un hombre radical, más bien moderado, está en el ocaso de su vida profesional y en el trabajo lo van relegando, le van dando clientes de menor importancia, está en dificultades pero su estabilidad económica futura no le plantea inquietudes porque como la hormiga ha sabido guardar. Su vida discurre aceptablemente bien, dentro de los parámetros normales, esa es la palabra que más le gusta, normalidad.

Imaginemos que un día, Manuela, esposa del personaje anterior, que se llama Enrique, hace un pedido al supermercado. El pedido no llega a la hora prevista y lo dejan a un vecino al día siguiente. Manuela llama y hace una reclamación al supermercado. Una mañana, suena el timbre y un hombre le dice que él era el repartidor y que por culpa de su reclamación se ha quedado en la calle; de manera que ella es la responsable de su desgracia y de la de su familia, así que se va a dedicar a estar cerca de ella para recordarle siempre su mala acción. Se trata de un emigrante.

Este hecho va a romper el equilibrio y va a desencadenar una serie de acciones que puedo resumir en cómo se rompe la burbuja de la estructura familiar que no es otra cosa que un modelo de mundo, una manera de entender y de organizarse. La autora articula un personaje, Susana, hija de Enrique y de Manuela que pertenece a uno de los grupos antisistema, con lo que la dialéctica interna en la familia está garantizada.

La estructura del texto es deliberadamente compleja y esta característica es un mérito de la novela. El lector debe estar muy atento a este universo que recurre a diversos tipos de texto: cartas, fichas, diario, narración tradicional y reflexiones en forma de comunicado de un ser colectivo que plantea las opiniones y los criterios de los grupos antisistema. Esta diversidad de mensajes crea una red y una rica polifonía, aunque hay que señalar que para un lector medio la novela se puede hacer difícil de comprender en algunos momentos, sobre todo cuando de temas científicos se trata.

Sin concesiones

En estos tiempos en los que la cesión al lector por parte de los escritores produce una gran repugnancia a este crítico, me merece mucho respeto la actitud de la autora madrileña, sin concesiones, así debe ser. Nos encontramos ante una novela reflexiva, próxima al ensayo en algunos momentos. Esta parte, que podemos considerar teórica, se sustenta en la acción y esta tiene como eje el experimento con las algas en las terrazas de dos edificios. Se trata de una acción directa y alternativa en la que importa más el esfuerzo y la solidaridad de todos que los resultados prácticos del experimento.

No falta la tesis en el texto; de hecho, es el fundamento de la narración. Al final, Enrique toma una decisión; en 'Doña Perfecta' de Galdós, en la última escena, la reacción utiliza la violencia más deleznable, lo mismo que Enrique aunque no de manera terrible sino simbólica. La autora está con las opciones que plantean los grupos alternativos aunque es consciente de sus contradicciones y de las dificultades de organizarse.

Todo lo anterior no es nada sin el plano humano, sin las relaciones que se establecen entre los personajes. Esta es la base y la clave, todo se sostiene sobre esta realidad. Son muchos los planos en una novela compleja.
Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS