Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

VIVIR
Regreso a la escuela
La Cónsula reconoce a sus cinco alumnos más destacados, cuatro cocineros y un sumiller, que han conseguido el reconocimiento de la Guía Michelín
11.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Regreso a la escuela
HOMENAJE. Los galardonados, junto a los asistentes.
Al calor de los fogones, la Escuela de Hostelería de la Finca La Cónsula premió ayer a cinco de sus alumnos más destacados. Cinco alumnos que con su trabajo meticuloso y a fuego lento, han colaborado para que los establecimientos donde trabajan consiguiesen el máximo reconocimiento en el mundo culinario, la estrella Michelin.

La cordobesa Celia Jiménez, cocinera del restaurante El Lago de Marbella; José Carlos García, jefe de cocina del restaurante malagueño Café de París; Daniel García, nombrado mejor cocinero joven de Europa con el premio Chef L'Avenir y chef del restaurante Calima del hotel Don Pepe de Marbella; el joven cocinero Francisco Javier García, que trabaja en El Rincón de Pepe (Murcia), y el sumiller Christian Jiménez recibieron la medalla de oro del consorcio de Escuelas de Hostelería de manos del director de la escuela, Rafael de la Fuente Milanés. El consejero de Empleo, Antonio Fernández, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, también asistieron al acto.

Entre los asistentes al acto, se encontraban los alumnos que acaban este año su formación y se aventuran a descubrir el mercado y otros que acaban de llegar a La Cónsula.

Un ejemplo a seguir

Entre batas blancas, mandiles y pajaritas, sus caras reflejan muchas ilusiones. Quizá ellos reciban algún día un reconocimiento igual de sus propios maestros. Mientras, les queda un duro trabajo y, entre platos y servicios, las clases de inglés, una asignatura obligatoria que, según confiesan, es la más temida del curso.

Antonio Fernández felicitó a La Cónsula por la labor realizada durante más de una década y destacó el papel de la escuela para la formación de profesionales que muestran cada día su mejor cara y la mejor gastronomía andaluza a los turistas. «La gastronomía es uno de los pilares de nuestra oferta», señaló.

El consejero aprovechó para subrayar el trabajo de los camareros de sala. «Ahora está de moda la cocina; muchos querrán convertirse en grandes chef, pero hasta el plato más delicioso puede agriarse con un pésimo servicio», aseguró. El director de la escuela destacó el trabajo de los cinco galardonados y afirmó que son un ejemplo para todos los jóvenes que llegan a La Cónsula.
Vocento
SarenetRSS