Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

VIVIR
Los 18 puntos de dolor, la única técnica fiable para diagnosticar
«Quizá no sea una herramienta infalible, pero es la mejor que hay», afirma el doctor José Miguel Aramburu
29.09.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los 18 puntos de dolor, la única técnica fiable para diagnosticar
RECONOCIMIENTO. Uno de los puntos de dolor. / S. CAMACHO
En el cuerpo hay 18 zonas 'calientes', sensibles al dolor, que actúan como auténticos 'chivatos' en caso de que una persona padezca fibromialgia. Este mapa anatómico es el que utilizan los médicos para dictaminar si los síntomas que padece una persona se deben a esta enfermedad o a otra patología. Los especialistas les llaman 'puntos gatillo'. «Quizá no sea una herramienta infalible, pero a día de hoy es la mejor que tenemos», explica el doctor José Miguel Aramburu.

Esta técnica, que es la que tratan de implantar en los ambulatorios para que los médicos de familia puedan diagnosticar los posibles casos que se les planteen, fue adoptada en 1990 por el Colegio Americano de Reumatología y consiste en establecer 18 puntos de dolor -los más frecuentes en caso de fibromialgia- en distintas zonas del cuerpo: alrededor de la columna vertebral y del cuello, en la nuca, trapecio, columna dorsal, zona lumbar, codos, cara interna de las rodillas y cara externa de las caderas. Según los expertos, para que se reconozca la enfermedad, el paciente tiene que sufrir dolor, como mínimo, en doce de estas zonas cuando el médico hace presión sobre ellas. «Además de esta exploración física, se tienen en cuenta otros factores, como que exista un dolor generalizado durante más de tres meses y que no tenga alguna otra enfermedad que los cause», añade el doctor Aramburu.

Incapacidad laboral

Además de destacar la importancia de saber detectar la fibromialgia, el reumatólogo destaca que es fundamental «explicarle al paciente el proceso de la enfermedad, su evolución y cómo se puede aliviar sin medicación». En este sentido, tiene claro que lo mejor es tener al paciente bien informado y destacar que «la fibromialgia produce mucho dolor, pero que no es una enfermedad degenerativa».

En cuanto a la posibilidad de que haya personas que se informen de los síntomas y traten de fingirlos para poder cobrar una pensión por invalidez, lo cierto es que con los protocolos médicos establecidos y el férreo control legal es prácticamente imposible. Así, las asociaciones de afectados se han volcado en los últimos años en lograr incapacidades laborales para quienes padecen esta dolencia, que, de momento, no tiene cura y cuyo tratamiento se limita a aliviar los dolores con analgésicos y relajantes musculares.
Vocento
SarenetRSS