Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Málaga

Estás en: SUR.es > Local > Málaga
MÁLAGA
La venta masiva de chanquetes vuelve a Málaga con capturas procedentes de Huelva
Esta especie, cuya pesca está prohibida en toda Andalucía desde 1988, viene mezclada con crías de langostinos, gambas, puntillitas, pijotas y calamares La Inspección ha decomisado 70 kilos de esta mercancía que iba en una furgoneta

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La venta masiva de chanquetes vuelve a Málaga con capturas procedentes de Huelva
PESCADO. Llega escondido en cajas de corcho junto a otras con especies legales. / ARCHIVO. SUR
La Inspección Pesquera está curada de espanto. El espanto que les provoca saber que la última novedad en la provincia es la entrada masiva de chanquetes provenientes de Huelva, de los puertos pesqueros de Isla Cristina y de Punta Umbría. Una vez que la pesca ilegal, la de los bolicheros, estaba casi controlada en Málaga con una actividad residual en El Bulto y en El Palo, ahora los inspectores de Pesca tienen que lidiar con la entrada desde Huelva de auténticos 'Aphia minuta' o 'coloraos' como los llaman los pescadores de Málaga.

Los chanquetes, que suelen tener unos cuatro centímetros, vienen mezclados con las crías de gambas, langostinos, puntillitas, calamaritos, pijotas y toritos, lo que al parecer los onubenses llaman «filigrana». O lo que es lo mismo una especie de morralla (como se llama en Málaga a la pesca de crías de varias especies) que los barcos de arrastre de Isla Cristina y Punta Umbría pescan ilegalmente con mallas ciegas (totalmente cerradas). Esta mercancía, capturada de forma irregular y que en sí misma es ilegal, está llegando de forma masiva a la provincia de Málaga, donde todavía los restaurantes, desgraciadamente, la siguen demandando. Es más, según ha podido saber este periódico, en el Mercado Central se ha vendido durante varios días esta 'filigrana', que los minoristas esconden en cubos debajo de los mostradores, y que tiran por los desagües en caso de que lleguen inspectores de la Junta. Pero éste no es el gran mercado de este producto, ya que los grandes compradores siguen siendo los restaurantes de la Costa del Sol y de Málaga capital, algunos de los cuales están siendo investigados muy de cerca por la Inspección Pesquera.

La miembros de la Inspección corroboran que tienen constancia de que los chanquetes de Huelva están llegando todos los días, pero que la falta de personal (sólo hay tres inspectores de los cinco cuyas plazas deberían estar cubiertas) los tiene desbordados.

Esfuerzo

Aún así, este equipo, que ha conseguido con mucho esfuerzo acabar con la pesca furtiva en la costa de Málaga, decomisó el viernes pasado una partida de esta mercancía. En concreto, diez cajas con setenta kilos de chanquetes provenientes de Huelva mezclados con inmaduros de las otras especies ya mencionadas. «Es el auténtico 'Aphia minuta', ya que tiene la vena roja que lo recorre, característica en él se aprecia claramente», según informó a este periódico uno de los inspectores que realizó este decomiso a una furgoneta que merodeaba por los alrededores de Mercamálaga.

Desde que el mercado de abastos de la provincia ha puesto en marcha una serie de cámaras dentro de la nave de pescado, los inspectores subrayan que es casi imposible que los chanquetes o el pescado inmaduro se venda dentro, ya que con las cámaras, la mercancía están continuamente vigilada. No obstante, la comercialización del chanquete en los restaurantes, algo impensable hace años, parece haberse relajado desde que entrara en el mercado el llamado chanquete chino o pez plata (Neosalanx tangahkeii'), que lo único que ha hecho, en opinión de los inspectores de Pesca y de otros biólogos expertos, es confundir a la población, que ya no sabe muy bien si el chanquete es legal o no.

Por si queda alguna duda, la captura del chanquete está prohibida desde la resolución que realizó la Dirección General de Pesca de la Junta en 1988, en la que establece «una veda indefinida de la pesca del 'Aphia minuta' con el fin de que no existan dudas sobre la prohibición de la captura y venta de esta especie», según se indica en el BOJA número 57. Además, en esta resolución también se prohíben expresamente las mallas que se utilizan para pescar el chanquete, tales como el boliche, la jábega, la media jábega, la birorta «y cualquier otro arte cuya red tenga una malla inferior a las expresamente reglamentadas en la legislación en vigor».

Por qué se prohibió

Esta prohibición se realizó para evitar que, en lugar de chanquetes se vendieran inmaduros de otras cuarenta especies, según un estudio que realizó en su día el Aula del Mar. El problema estriba en que el verdadero chanquete, el 'Aphia minuta' sólo se captura dos veces al año, en verano y en diciembre, y el resto del año los pescadores vendían, bajo la denominación de chanquete, inmaduros de muchas especies como el boquerón, la sardina, el pargo, el sargo, salmonete, que al no llegar a edad adulta y reproducirse suponía una merma continua de los caladeros. Es más, hasta cuando se podían pescar los chanquetes en su talla adulta (es decir más de seis centímetros), en muchos casos, también se capturaban con los inmaduros, así que la veda indefinida se puso en marcha para defender los caladeros de esta práctica tan dañina. El caso es que no hay que ser un lince para diferenciarlos, sobre todo en lo que se refiere al precio. Un plato de chanquetes chinos no sube de los nueve euros, y por otro de chanquetes auténticos, pero ilegales, se pagaba hace años más de 35 euros.

Por supuesto, en el caso de los inmaduros está claro su ilegalidad, ya que esta prohibida la pesca de cualquier especie cuya talla no sea la reglamentaria. Por ejemplo, el boquerón en el Mediterráneo debe medir al menos nueve centímetros.

para denunCIAR I Teléfono del inmaduro 900 232 232
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS