Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Martes, 30 septiembre 2014

Más Actualidad

Estás en: SUR.es > Más Actualidad
EL EXTRANJERO
Trompetas
La sombra de Pedro Aparicio sigue siendo alargada. Desde su marcha, la Casona del Parque se ha convertido en un laberinto insuperable para el socialismo malagueño.
01.07.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
COMO una fruta madura de verano, cuando ya lo que empieza a importar es el viento de las vacaciones, cae la noticia del regreso de Rodrigo Rato. Aquel que para muchos era el relevo natural de Aznar, el que obró el segundo milagro económico y limó las asperezas que con los nacionalismos había creado esa tribu ultra del PP que impulsaba a Pujol, enano, a hablar en castellano cuando la aritmética parlamentaria ya no exigía hablar catalán en la intimidad, deja el FMI por asuntos personales. Asegura que no se dedicará a la política activa, pero no importa, en el PP sienten que en mitad de una dura batalla en la que hacen aguas por algunos flancos suena a lo lejos la trompeta del Séptimo de Caballería, y por encima de lo que diga Rato ya lo ven encabezando los refuerzos, con el sable desenvainado y apuntando al horizonte de las próximas elecciones.

Y uno piensa que por aquí, por Málaga, en el partido adversario, también le gustaría a muchos ver caer de algún árbol una fruta carnosa, nutritiva, que viniera a revitalizar sus filas. Marisa Bustinduy no va a tener dedicación exclusiva en el Ayuntamiento. Sus fuerzas se emplearán a fondo en la vicepresidencia de la Diputación. Si en el PP suenan las trompetas eufóricas de la caballería, aquí, si suena algo son las trompetas de Jericó. Y da la sensación de que cada soldado corre no para el centro de la batalla sino para donde ésta amaina y se dispersa.

Bustinduy no emprende la huida, seguirá como portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, pero da la sensación de que internamente y a pesar de que en la noche electoral le quisiera retorcer el cuello a las estadísticas como a una gallina para demostrar que seguía avanzando hacia la victoria, se ha apoderado de ella el espíritu de la rendición. La sombra de Pedro Aparicio sigue siendo alargada. Desde su marcha, la Casona del Parque se ha convertido en un laberinto insuperable para el socialismo malagueño. Quienes asistieron esta semana a la conferencia con la que Aparicio clausuró el ciclo sobre la sociedad civil que ha organizado el Ateneo de la mano de Juvenal Soto pudieron entender de nuevo por qué esa sombra es tan alargada. Altura de miras, competencia leal con el adversario, intento de ser tenido en consideración por los méritos propios y no por los deméritos de los demás. A Bustinduy no le han bastado su constancia ni su generosidad en el esfuerzo. Así que está por ver dónde germinará esa fruta municipal. Fabricaron las listas de tal modo que es difícil que lo haga desde dentro del Ayuntamiento. Tendrán que buscarla en el Fondo Monetario que corresponda a este nivel. Ministerios, consejerías, subsecretarías ministeriales. Hay ya demasiada gente a punto de perder la cabellera que daría brincos si oyese llegar al Séptimo de Caballería. O incluso a los Regulares.
Videos de Mundo
más videos [+]
Mundo

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Vocento
SarenetRSS